• Los peritajes indicaron que el responsable fue el agente de Vialidad que se encontraba fuera de servicio.
• Se pasó el alto, iba a exceso de velocidad y no portaba el casco que le pudo haber salvado la vida.

Odilón Larios Nava. – Estando fuera de servicio un agente de Vialidad del Estado conducía su motocicleta particular en la Diagonal Defensores de la República y en el cruce con la 34 Poniente se pasó el alto, esto ocasionó que se impactara contra un camión de la ruta conocida como Amarillos que van a Xoxtla y Huejotzingo. El hombre de aproximadamente 45 años murió de manera instantánea, no portaba el casco que le pudo haber salvado la vida.
Los testigos, tanto pasajeros como personas que pasaban por el lugar, fueron enfáticos al señalar que fue el motociclista el que no respetó el alto y eso ocasionó que se impactara contra el camión de transporte público.
Los peritajes de los especialistas del municipio coincidieron en que el responsable de este fatal percance fue el motociclista de nombre Ricardo Guzmán Flores, de aproximadamente 45 años. Quien fue reconocido por familiares y por sus amigos como agente de Vialidad del Estado. Sus compañeros de corporación y de oficio mostraron sus respetos en el lugar.
Según los testigos que hablaron con las autoridades, el camión número 12 de la ruta Amarillos Xoxtla, circulaba sobre la 34 Poniente el cual tenía la luz verde a su favor y al momento de cruzar la Diagonal Defensores de la República el motociclista se impactó contra el camión de pasajeros.
Al no tener responsabilidad en este fatal desenlace, el conductor del transporte público Sergio Pajarito Tochimilco, de aproximadamente 35 años, permaneció en el lugar para dar su versión de los hechos a las autoridades.
El agente de Vialidad del Estado, iba de civil y conducía una motocicleta de la marca Honda, CVR, 600 cc, color negro, presumiblemente iba a exceso de velocidad y no portaba casco el cual le pudo haber salvado la vida.
Familiares y amigos llegaron hasta el lugar donde hicieron el penoso reconocimiento. Peritos municipales realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver y remitieron el caso y los vehículos asegurados al Ministerio Público.
Cabe señalar que los vecinos de la 34 Poniente manifestaron que independientemente de este hecho, los camiones pasan muy rápido por esa calle, lo cual hace que los vidrios vibren y que incluso se hayan quebrado algunos. Por lo que piden a las autoridades del municipio que coloquen reductores de velocidad para obligar a los conductores de transporte público a ir más despacio.