ING. OSCAR LÓPEZ MORALES

A los diputados electos emanados de la coalición “Por Puebla al Frente”, lo mismo que a los del Partido Revolucionario Institucional (PRI) les tocó bailar con la más fea.
No, no me refiero a nadie en particular, me refiere a la exclusión de la que fueron objeto por parte de los legisladores entrantes de Juntos Haremos Historia o (Morena) que dicho con todas sus letras, se “adueñaron” del Congreso del Estado; de lo que será la LX legislatura local.
En la conformación de la Mesa Directiva para la LX legislatura local, no fue asignada una sola comisión ni a los representantes del PAN ni a los del PRI, todo el pastel de lo repartieron en rebanadas grandes los morenistas.
Aquí se los delante de cómo y cuál será el comportamiento de la bancada de Movimiento de Regeneración Nacional y el Partido del Trabajo, que por fin tendrá una función dentro del cámara.
El goce que da el triunfo electoral y el saberse absolutos en el poder, fue la revancha para ex priistas que hoy con otros colores recuperan los espacios que hace casi ocho años perdieron y de que manera.
El coordinador de la Bancada de Morena, Gabriel Biestro, humillo, al igual que el resto de diputados de este partidos, a los legisladores del Acción Nacional y específico a los plenamente identificados con el morenovallismo.
Hubo rechiflas y más, desde los balcones, por parte de diputadas salientes, como Socorro Quezada, ex dirigente del PRD que se burló del nuevo legislador Marcelo García.
Ella muchas veces se dijo víctima del morenovallismo, por eso su felicidad ayer era plena.

RECONOCIMIENTO

Eso ocurrió en el Congreso en la conformación de la Mesa Directiva, porque en Casa Puebla, el gobernador Tony Gali, recibió a lo diputados salientes.
El Ejecutivo y el Secretario General de Gobierno, Diódoro Carrasco, encabezaron una reunión con integrantes de la LIX Legislatura del Congreso del estado, a quienes reconocieron por su trabajo a favor de los poblanos.
El gobernador les dijo que siempre respetando la autonomía entre Poderes, se mantuvo una suma de esfuerzos con el Legislativo.

Se mencionó que, en el periodo de febrero de 2017 a septiembre de 2018, el Ejecutivo envió 80 iniciativas: cuatro reformas constitucionales, 50 modificaciones a leyes secundarias y 26 de ordenamiento y regularización patrimonial con los municipios.

Las iniciativas atendieron preferentemente las prioridades de la administración de Tony Gali, así como las grandes exigencias ciudadanas: Derechos Humanos, equidad de género, combate a la corrupción, certeza jurídica, desarrollo económico, seguridad pública, procuración y administración de justicia.