Mary González

El precandidato de Monera a la gubernatura de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, descartó que se encuentre repartiendo cargos políticos, pues dijo que está organizando esfuerzos para lograr la transformación que Puebla necesita; lo anterior en su visita al municipio de Tehuacán, donde reiteró que es necesaria la unidad y el apoyo para que él sea el próximo gobernador.

En este sentido enfatizó que durante estos casi 10 días de precampaña se ha dedicado a recorrer los principales distritos y municipios del estado, ahí ha recogido las inquietudes de los ciudadanos y ha comprobado el apoyo que tienen hacia él, en busca de la candidatura por la gubernatura.

Enfatizó que a Morena le ha servido la inclusión, pues al abrir las puertas a diferentes personajes e incluso participantes de otros partidos, se demuestra que la suma de esfuerzos es un hecho y que ahora es todo un movimiento.

Apuntó que Morena no debe tener sectarismos, pues las afiliaciones las define la dirección nacional, situación por la que está tranquilo en todo sentido y sabe que contará con el apoyo de la base militante del partido para la designación del candidato.

“Hoy que Morena está por encima de las demás fuerzas políticas en el estado, y eso se debe a que se promueve la inclusión de todos, es un acto de responsabilidad” agregó.

Asimismo dijo que como un político maduro, es muy cercano a presidentes municipales, diputados locales y federales.

Tal es el caso del presidente municipal de Tehuacán, Felipe Patjane, a quien consideró su hijo político y aprovechó para aclarar cualquier tipo de suspicacias sobre él y su gestión.

Precisó que como integrante de Morena que es cercano a diferentes personajes, nunca les he pedido nada, pues es respetuoso de todos los órdenes de Gobierno.

Por ello, descartó que durante esta precampaña se haya dedicado a ofrecer cargos o bien, a pactar intereses, ya que aseguró su principal interés es con los ciudadanos; agregó que quienes ya pactaron se cansaron de competir pero él sigue firme.