Por Alberto Arcega Macuil / Puebla

Actualmente es necesario dejar atrás la educación tradicional y en cambio, el profesor necesita adoptar una doctrina con una visión de integración en las aulas de clases, sentenció Jorge Santos Guzmán, fundador del Centro Shaíque, tras ofrecer su ponencia “Modelo de Acompañamiento psicopedagógico-clínico en el aula” en la Universidad Instituto de Estudios Universitarios (IEU) de Puebla.
Enfatizó que por los tiempos que se viven, es necesario dejar atrás la educación tradicional, es decir, que los docentes no se impongan, ni mucho menos utilizar la educación como un elemento de enajenación del alumno, sino todo lo contrario, deben analizar cuáles son las necesidades de los estudiantes con la finalidad de lograr su desarrollo.
El especialista citó que muchas veces lo que hacen las escuelas es intentar domesticar al alumno, no les permite hablar, ni que se muevan.
“Resulta preocupante que se haga eso, ya que hablar, pensar, moverse, etcétera, son elementos esenciales y sinónimo de creatividad en el niño, los cuales le ayudan a crecer”.
Por su parte, Verónica Camacho Ávila, representante de la Editorial Trillas, en este mismo ciclo de conferencias, disertó la ponencia “Técnicas de lectoescritura”, dio a conocer que para que los niños y jóvenes aprendan más, es necesario que conozcan y manipulen los materiales didácticos.
Abundó que entre mayor manipulación del objeto, mayor aprendizaje, y entre más manipulación de libros, mayor adquisición de la lectura, es decir, se creará un hábito que provocará amar los libros.
Por último, ejemplificó que en la educación preescolar es en donde se vive el mayor conocimiento sobre la lectura y escritura, “pero desafortunadamente cuando avanzas de grado académico, se vuelven estudiantes de pupitres, por lo que es necesario que en las escuelas y los maestros llevemos a los alumnos al verdadero campo formativo”.