El cabildo poblano modificó el presupuesto participativo contemplado en 80 millones de pesos para este 2015, por lo que los regidores decidieron tasarlo en 40 millones y canalizar el porcentaje restante para obras en juntas auxiliares y unidades habitaciones con rezago social.

Dicho ajuste se realizó debido al recorte de las participaciones federales de 53 millones provenientes del ramo 33 y Fondo de Infraestructura Social Municipal que afectó principalmente obras y servicios en zonas con diversas carencias.

Entrevistado al respecto, el presidente de la comisión de Hacienda Gustavo Espinosa Vázquez reveló que el presupuesto para el ayuntamiento de Puebla no sufrirá modificaciones, pues no buscan alterar a las secretarias, solo el participativo que operará en la segunda quincena de julio.

“Estamos esperando el segundo recorte de participaciones, estamos cuidando el tema, y presidente tiene muy clara la visión de cuidar los recursos”.

Anunció que después del barrido que se realizará a las dependencias, se regresará lo ahorrado al presupuesto participativo.

Sobre el tema, el líder de los regidores del PRI, Iván Galindo Castillejos, explicó que el presupuesto participativo aprobado en sesión de cabildo de 40 millones de pesos operará una vez que terminen las elecciones, con el objetivo de evitar especulaciones sobre su uso.

Informó, además, que a través de un acuerdo de la comisión de patrimonio, en la próxima sesión estará presente secretario de administración Rafael Ruiz Cordero para que informe sobre los ajustes y las medidas de austeridad empleadas este año, y cuánto se ahorró

“Este proyecto irá para subsanar el recorte de los 53 millones de pesos que esperábamos de la federación, es un ajuste. Los otros 13 millones deben salir eliminando del gasto corriente”.