Un presunto ladrón fue capturado mientras pretendía robar en el interior de un departamento de la Sección Novena de Misiones de San Francisco. Los habitantes del lugar salieron armados con palos y piedras y no dudaron en darle una golpiza al ladronzuelo.

Después lo entregaron a los policías de Santa María Coronango, pero como sabían que lo habían tundido salvajemente, ya nadie quiso proceder y los policías debieron de dejarlo en libertad después de que recibiera una revisión de los paramédicos.