A través de un comunicado conjunto los Ministros de Asuntos Exteriores de MIKTA sobre el Plan de Acción del Secretario General de las Naciones Unidas para prevenir el extremismo violento dieron a conocer los guiente:

“Nosotros, los Ministros de Asuntos Exteriores de México, Indonesia, la República de Corea, Turquía y Australia (MIKTA), celebramos la determinación de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGONU) para enfrentar el flagelo del extremismo violento”.
La adopción de la Resolución A/RES/70/254 de la AGONU el 12 de febrero pasado, la cual toma nota del Plan de Acción del Secretario General de las Naciones Unidas para Prevenir el Extremismo Violento, envía un mensaje firme de que la comunidad internacional está unida en torno a la causa de enfrentar el extremismo violento.

El extremismo violento no puede y no debe asociarse con religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico alguno. Sus consecuencias horrendas abarcan al mundo entero, incluidos los países MIKTA. Sólo mediante la acción concertada a nivel global, regional y nacional, y mediante el cumplimiento de nuestras obligaciones según el Derecho Internacional, podremos tener éxito en poner fin al odio, la intolerancia y la violencia. Estas acciones deben incluir necesariamente la atención a las condiciones conducentes al extremismo violento y al terrorismo en todas sus formas y manifestaciones.

En nuestra sexta reunión del 26 de septiembre de 2015, los Ministros de MIKTA decidimos que fortaleceríamos nuestra cooperación para enfrentar el terrorismo y encarar el extremismo violento. También nos comprometimos a apoyar esfuerzos para fortalecer la buena gobernanza, la democracia y los derechos humanos.

Los países MIKTA ya han adoptado una serie de medidas para responder al extremismo violento y estarán desempeñando un papel constructivo conforme los Estados miembros de las Naciones Unidas examinan con mayor detenimiento las recomendaciones del Plan de Acción del Secretario General con el objetivo de derrotar al extremismo violento globalmente.