• Setenta elementos castrenses llegaron para sumarse a las acciones de combate a la delincuencia en aquella región.

Odilón Larios Nava.- Setenta elementos del Ejército Mexicano, del Sexto Regimiento Blindado de Infantería Motorizado, reforzarán la seguridad en la región de Tecamachalco. A partir del martes han instaurado su base de operaciones en el Arco de Seguridad de Palmar de Bravo.
Con la presencia de los castrenses, quienes van equipados con vehículos todo terreno, se pretende combatir el robo de vehículos, la portación de arma de fuego sin licencia y el robo de combustible. Los cuales son algunos de los delitos que más se cometen en la región.
Trascendió que los militares también instalarán retenes en diversos puntos estratégicos para poder detectar y asegurar vehículos cargados con combustible de procedencia ilícita y unidades con reporte de robo.
Con estas medidas se pretende incidir a la baja el número de ilícitos que se comenten en esos ramos en aquella región del estado, donde se encuentran varios de los municipios que comprenden el mencionado “triángulo rojo de Puebla”, es decir la zona donde operan los ladrones de hidrocarburo y donde mayor número de tomas clandestinas se han detectado.