• El ferrocarril le pasó por encima y su muerte fue instantánea; al ahora occiso era originario de Oaxaca y no tiene familia en Puebla.

Odilón Larios Nava. – Arrollado por el tren terminó un hombre de 25 años el cual pertenecía al “escuadrón de la muerte” – aquellas personas que beben hasta que la muerte los alcanza –. Este lamentable deceso ocurrió la tarde del domingo en la colonia Tepeyac en la ciudad de Puebla. El occiso era originario de Oaxaca y contaba con familia en Puebla.
Según sus vecinos y sus compañeros de adicción, el ahora finado respondía al hombre de Fidencio, pero desconocen sus apellidos. El cadáver de este varón quedó en las vías del tren entre las calles cerrada Benito Juárez y avenida Morelos en la citada colonia.
El hecho en que pereció ocurrió cerca de las 14:30 horas del domingo, cuando el ferrocarril arrolló a Fidencio y éste pereció de manera casi instantánea. Se cree que quiso ganarle al tren, pero estaba muy alcoholizado y esto lo pudo haber hecho trastabillar o tropezar y caer entre los rieles, las ruedas del tren le pasaron encima y murió.
Uno de sus compañeros del escuadrón de la muerte mencionó en entrevista: “Anoche estábamos con él, aquí – y señalaron un punto cercano al lugar en donde quedó el cuerpo –, todavía en la mañana lo vimos, andaba borracho, como nosotros”.
Fidencio, según otros vecinos, era muy trabajador, hacía diversas chambitas para salir adelante, y vivía muy cerca del lugar en donde murió. Sin embargo, desde hace un par de meses lo vieron empeorar en cuanto a su adicción al alcohol, pues estaba tomando a diario, incluso ya estaba drogándose con PVC.
Estos vecinos informaron que el hombre era muy tranquilo, pero que el año pasado tuvo un problema legal, fue a la cárcel 7 meses solo por haber robado un desodorante en una tienda comercial cercana.
Las diligencias del levantamiento del cuerpo las realizaron peritos del municipio y personal de la Dirección de Víctimas de Delitos de la Fiscalía General del Estado. Oficialmente Fidencio quedó señalado como desconocido número 135, dentro de la carpeta de investigación 5781/2018 de la Zona Centro.