Dulce Gómez

El candidato a la presidencia municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, dejó en claro que no firmará ante Notario Público sus compromisos de campaña, pese a que Martha Erika Alonso Hidalgo, abanderada al Gobierno del Estado, ya lo hizo.
En este contexto, el abanderado y militante del Partido Acción Nacional (PAN) argumentó que la palabra es mucho más importante que una firma. Incluso, recordó que durante su pasada gestión como alcalde –durante el periodo 2011-2014- ejecutó cada una de las obras comprometidas, entre ellas la pavimentación de 1 mil calles.
“Creo que no vale más que la palabra y la palabra es mucho más importante que una firma ante notario”, recalcó Rivera Pérez.
Derivado de lo anterior, afirmó que cada una de las promesas de su actual campaña serán realizadas, por ejemplo la intervención de 2 mil calles, así como la contratación de 1 mil elementos policiales y la compra de tecnología que abone a la seguridad.
Agregó que la credibilidad se construye y recalcó que son los ciudadanos los que tienen la mejor opinión del trabajo realizado.
“La credibilidad también que uno construye con el transcurso de su actividad es lo que más importa y creo que los ciudadanos tienen la mejor opinión del trabajo que realizamos, e insistir que las propuestas que estamos llevando a cabo son viables”, apuntó.
Por otra parte, dijo estar listo para el debate con sus adversarios. Al respecto, apuntó que está en la disposición de contrastar propuestas e ideas, además de comparar trayectoria y experiencias.
“Estamos en la mejor disposición de contrastar propuestas, ideas, comparar trayectorias y experiencias. Nosotros tenemos un proyecto a favor de la seguridad, he dicho que voy a ser el alcalde de la seguridad, nosotros seguiremos trabajando para que estas propuestas también sean conocidas en foros universitarios”, finalizó.