ARMANDO VALERDI
avalerdir@hotmail.com

Dando seguimiento a la forma que se están comportando los acontecimientos que hemos calificado como riesgos principales y que pueden generar algunas condiciones poco favorables a la estabilidad de los mercados, tanto accionarios como de divisas, que puedan complicar nuestra planeación, y nuestras finanzas empresariales o personales, en la Opinión Financiera de Hoy, veremos algunos efectos que se están presentando o se puedan presentar al respecto.
En este sentido, dentro del primer trimestre del año encontramos que con relación a la moneda mexicana, resulto ser la moneda más ganadora del mundo al obtener un avance del 6.9% frente a la moneda estadounidense a pesar de los episodios de volatilidad que experimentó en el periodo, entre enero y marzo, el peso se recuperó 8.13 por ciento, resultando tanto pata Banxico como para Bloomberg, la moneda que más gano, tomando en cuenta que al inicio del año arranco en 20 unidades por dólar y que a finales de marzo fue de 18.16 unidades.
Esta situación es muy parecida a la que se presentó en el año anterior ya que entre enero y marzo de 2017, la divisa tuvo una apreciación de poco más de 10 por ciento, lo que también la puso a la cabeza en la carrera cambiaria. En ambos años experimentó volatilidad, cuyo origen fue principalmente la relación de México con el gobierno de Estados Unidos, y por supuesto los temores de un rompimiento del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin dejar de lado la posibilidad de que la Reserva Federal acelerara el ritmo de alza en su tasa de referencia, aspectos que aún se encuentran presentes, aunque quizá con una percepción más optimista.
Como ya lo he mencionado en esta columna también existen como factores de riesgo que afecten a nuestra moneda factores internos, como la volatilidad asociada a las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en julio de este año en nuestro país, por lo que seguimos considerando como principales factores clave en el comportamiento de nuestra moneda a la Negociación del TLCAN y las elecciones.
Para Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, las señales proteccionistas de Estados Unidos, su política monetaria, los riesgos geopolíticos, y los precios del petróleo fueron los principales catalizadores del peso en el primer trimestre.
Considera, que la volatilidad de la moneda local en el periodo fue de 10.6 por ciento, y en adelante factores como el TLCAN y las elecciones generarán episodios de especulación. “A pesar de que el tipo de cambio tocó un mínimo de 18.2026 pesos por dólar, nivel no visto desde octubre de 2017, no se puede descartar el riesgo de un incremento en el tipo de cambio en caso de que no concluya la renegociación antes de las elecciones presidenciales de México”.
Por lo que se refiere al proceso electoral, Gabriela Siller considera que “El proceso electoral, por sí solo, se espera que genere especulación en contra del peso durante el segundo trimestre, particularmente en mayo”.
Algunos analistas consideran que la volatilidad se podría incrementar si López Obrador incrementa su distancia y comienza a dar más claridad de su triunfo y que si gana, el Tipo de Cambio se presionará en el segundo semestre del año, lo que obligará a Banxico a subir su tasa de referencia, y el incremento cambiario generará presiones en la inflación. Por ende, mayor inflación y mayores tasas de interés estancarán a la economía, por lo que no podrá crecer al 2.5 – 3.0% pronosticado, sino más bien alrededor de 1.00 – 2.00% en ese escenario.
Sin duda falta por ver cómo se comporta la elección y sus candidatos, sus ofertas, sus errores, sus dichos y hechos, y eso sin duda moverá los mercados, tomando en cuenta que estos se mueven por percepciones y estas son influenciadas para bien o para mal por las emociones, que son un componente inherente de la raza humana, y como bien lo dice Luis Rubio, las principales emociones que se asoman y se ven encontradas son Miedo VS. Enojo, y esas son perlas para la especulación, así que lo que haga o deje de hacer López Obrador en primera instancia generara volatilidad y ganancias importantes para la especulación.
Por el lado del TLCAN también las emociones especulativas encontraron su agosto en estos meses por la forma de gobernar de Donald Trump, así que con este coctel de emociones, hay que poner las nuestras en su lugar para no tomar decisiones costosas para nuestro patrimonio.

Gracias