ARMANDO VALERDI
avalerdir@hotmail.com

Los grandes mercados financieros hoy representan grandes retos por su alta volatilidad, debido a que llenan de incertidumbre el entorno de toma de decisiones, lo que nos lleva a la tarea de estar bien informados y atentos a los acontecimientos que marcan tendencias. Aún más, si usted es de las personas que está expuesto a los vaivenes de las fluctuaciones cambiarias por tener ingresos o deuda en moneda extranjera, que principalmente es el dólar.
Dentro de los acontecimientos que hay que seguir de cerca en este momento, sin duda principalmente son dos, una de ellas es la preocupación por la volatilidad en el mercado cambiario con la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y la otra más inmediata, es este miércoles 20 de septiembre, en donde se reúne el Banco Central estadounidense (FED) para revisar su política monetaria y determinar si debe o no seguir subiendo su tasa de referencia desde el 1.00 – 1.25% actual.
Este próximo miércoles no solo habrá anuncio de política monetaria del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) del banco central estadounidense, sino que además es importante debido a dos factores, el primero de ellos es que toca que el comunicado conlleva cambio de pronósticos oficiales, conferencia de prensa de Yellen y nuevo diagrama de puntos.
Recordemos que la gráfica de puntos se publica solo en los FOMC de marzo, junio, septiembre y diciembre, y en donde se muestran las proyecciones de los 18 miembros del Comité, en donde cada punto representa la opinión de un miembro sobre dónde debería ubicarse la tasa de fondos federales al cierre de cada año y en el largo plazo, y con base en esto, los analistas elaboran la agenda de incrementos de tasa que tiene la FED.
El otro factor, son las apuestas contra la FED por parte de los grandes portafolios globales, el mercado ya tiene una previsión sobre cuándo la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevará su tasa de referencia, debido a que según las negociaciones en el mercado de futuros, hay un 54.10 por ciento de probabilidad efectiva de que la Fed aumente a su tasa de referencia en 25 puntos base hasta su reunión del 26 de septiembre de 2018. Para todas las reuniones previas, esa probabilidad se encuentra por debajo del 50 por ciento.
Esos portafolios globales a los que Paul Krugman denomina como “vigilantes no solo consideran sino que apuestan a que debido a que desde marzo de este año el mercado de futuros de fondos federales ha ido bajando sus expectativas y, de acuerdo con sus cotizaciones, espera que la Fed aborte el alza de la tasa de diciembre y que sólo suba una vez en 2018, no obstante que desde diciembre de 2016 y marzo y junio de 2017 se ha mantenido el mismo grafico que indica un alza más de los fondos federales de 25 puntos base para este diciembre y tres más en 2018.
Los vigilantes dicen que la Fed comete errores. Y gracias a esta expectativa han desplomado las tasas de los treasuries y devaluado el dólar de manera brusca en el mundo, contra todas las divisas, hasta las emergentes.
Por ejemplo el treasury de 10 años bajo del 2.62% que tenía en marzo a 2.18 hoy, por su parte el dólar se ha devaluado mundialmente 9.5% de marzo a la fecha, medido por el índice DXY.
Recordemos que índice DXY es una canasta de monedas duras donde se encuentran el euro, el yen, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, y en donde de hecho, el euro forma el 58% de la canasta.
Por otra parte, el presidente de la Reserva Federal de Minneapolis, Neel Kashkari, fue todavía más lejos, al declarar que tal vez los aumentos de tasas hechos hasta la actualidad están realmente haciendo daño real a la economía, “Es muy posible que nuestras subidas de tasas en los últimos 18 meses estén conduciendo a un crecimiento más lento del empleo, dejando a más personas al margen, llevando a un menor crecimiento salarial, y conduciendo a una inflación más baja”, dijo Kashkari.
Los estragos causados por el Huracán Harvey, en algunas regiones de Estados Unidos, también podrían tener un efecto inicial negativo en la economía, aunque posteriormente este factor se pudiera convertir en un catalizador que contribuya a mejorar el ritmo de la recuperación.
Independientemente de todos estos datos es importante considerar la opinión del especialista Joel Martínez, en que el efecto se ha traducido hacia las monedas emergentes, porque la idea es que la Fed ceda y baje la agenda de subidas de tasas, lo que implica dinero fácil y barato por un largo tiempo, por lo tanto llevan a los portafolios globales a invertir de manera voluminosa en activos financieros de países emergentes.
La apuesta está en el aire, habrá que ver si la Fed con una economía más fortalecida, un pleno empleo, pero con una inflación a la baja incrementa su tasa de referencia, o bien gana la apuesta de los vigilantes y la Fed aborta su incremento y lo lleva hasta 2018, no obstante como dice Joel Martínez ¡Ojo aquí! Porque esto puede generar un rebote importante de los treasuries y una revaluación moderada del dólar. Y para México podría haber una menor euforia en el mercado de tasas y quizá un dólar que conseguiría catapultarse por arriba de los 18 pesos.
Por lo que habrá que estar prevenidos y atentos a los acontecimientos comentados.

Gracias.