ARMANDO VALERDI avalerdir@hotmail.com

Considero importante estar enterados acerca del comportamiento de los principales indicadores que nos señalan el rumbo de la economía, así como de otras variables importantes, para que con ese conocimiento podamos darnos cuenta que lo que sucede y por lo menos tener una idea con base en estos datos de como se comporta el mundo económico, no obstante hay que tomar en cuenta que los datos por si mismos nos pueden confundir y llevar a errores, por lo que es importante situarlos en el espacio y tiempo adecuados con la finalidad de tomar las decisiones y medidas que ayuden no solo a proteger nuestro patrimonio sino a incrementarlo.

Por lo pronto debemos considerar como una signo positivo el crecimiento que está mostrando la economía estadounidense, no obstante que todavía no está claro cómo va a quedar la relación económica entre Estados Unidos y México, no debemos olvidar que por más de veinte años México ha estado integrado a un tratado (el TLCAN), que le ha dado muchos beneficios no solo a nuestro país sino a toda la región, al grado de ser considerado como sobresaliente el que Estados Unidos y México comerciaran más de 500,000 mdd al año, algo no visto en ningún lugar del mundo, y que esto en el momento de renegocias el TLC y actualizarlo deberá ser tomado en cuenta.

Desde la década de los noventa, la manufactura estadounidense y la mexicana han estado interrelacionados estrechamente, por lo que es un momento adecuado para revisarlo y modernizarlo, buscando en ello los mejores beneficios en una actitud de ganar—ganar, de no ser así no tendría caso firmar un tratado.

Por lo pronto en Estados Unidos ya fue designado como Secretario de comercio Wilbur Ross, y en una entrevista declaro que la moneda mexicana estaba subvaluada y que mejoraría mucho al concluir la negociación del TLCAN, pero además que los tratados comerciales de EU habían sido muy mal negociados y que con órdenes ejecutivas, tarifas y aranceles especiales podían mejorar mucho las condiciones para EU. Al respecto Banxico coincide con Wilbur Ross en que el peso está subvaluado, que en términos más claros es que el dólar está más caro de lo que realmente debería estar.

En relación a la cotización peso—dólar mencionada Wilbur Ross, al cierre de la semana pasada pudimos observar como resultado del discurso de Trump en el Congreso de EU, como el dólar se fortaleció frente a monedas como el euro, la libra, el real brasileño, sin embargo , el peso mexicano, contra toda lógica, en lugar de debilitarse se fortaleció.

La respuesta de esta fortaleza temporal del peso puede estar también relacionada con las medidas que Banxico ha estado implementando recientemente y en donde resaltan las coberturas cambiarias, medida no utilizada desde hace varios años, sin embargo su puesta en marcha nuevamente está dando buenos resultados.

Banxico tiene claro que debe bajar el precio del dólar lo más posible con el propósito de dar cumplimiento al mandato de la Comisión de Cambios, por lo que está buscando influir sobre el nivel del tipo de cambio con las herramientas de política monetaria, que son el incremento de tasas, la venta de reservas y el mercado de coberturas.

Independientemente de las justificaciones acerca de las presiones externas que presionan la cotización del peso—dólar, existe una fórmula que calcula tipos de cambios reales con base en precios relativos de México y Estados Unidos, en algunos casos considerando otras variables como la productividad.

Por lo que respecta a las presione externas que se avecinan hay que tomar en cuenta en primer término la aprobación o no del impuesto fronterizo estadounidense (BAT), las negociaciones del TLC de América del Norte (TLCAN), la definición detallada de las medidas migratorias de Trump, el pago del muro así como las deportaciones, el posible gravamen de remesas, la posibilidad de que el modelo

de Trump empuje mayor crecimiento de Estados Unidos y acelere el ciclo alcista de la Fed. Todo esto se absorberá con la variable de ajuste precio del dólar.

Por lo pronto este lunes 6 de marzo se llevará a cabo la primera subasta de 1,000 mdd de coberturas cambiarias, cuya contraparte será Banxico, y los bancos que están tratando de bajar el precio del dólar para hacer las mayores ganancias posibles.

El funcionamiento de las coberturas cambiarias de Banxico consiste en que los bancos deberán pagar una prima (mucho menor al 8% del mercado de futuros de Chicago) para asegurar un precio futuro del dólar, y el día del vencimiento recibirán en su cuenta cualquier cantidad que exceda dicho precio.

Mientras más baje el precio base de contratación de las coberturas, y después, mientras más suba el dólar el día de liquidación, quien contrata habrá ganado más, y Banxico está de acuerdo con este juego perverso del mercado, donde primero lo bajan lo más posible, como hoy vemos, y después tratarán de subirlo, aunque en el segundo paso Banxico puede vender dólares en el mercado para apaciguar los ánimos. La idea del doctor Carstens es no dejar que el tipo de cambio suba antes de tener claro de qué tamaño es la presión externa.

Mientras el euro cierra en 1.0560, la libra en 1.2260 y el oro baja a 1,235 dólares la onza, la temperatura empieza a subir y el petróleo sube marginalmente, el WTI cerrando la semana en 53.25 por barril, todo el mundo a la espera de la FED, después de darse a conocer buenas cifras de confianza del consumidor, datos fuertes de empleo e inflación bajo control pero subiendo, ya que tanto energía como alimentos se han ajustado en los últimos 6 meses.

El mercado está comprando el rumor de que la FED va a subir su tasa, lo cual fortalecería al dólar—porque Europa y Japón no lo harán—, y Trump ha reducido sus amenazas sobre sus aliados, lo que ha disminuido las tensiones globales.

Por el momento Banxico hace bien su tarea, no obstante sabe que el precio del dólar en el mediano plazo depende de la oferta y la demanda, por lo tanto tiene altas posibilidades de seguir subiendo, ¿hasta cuándo?, nadie sabe, pero sin duda depende mucho tanto del gobierno de Trump y las condicione que imponga, además de la velocidad alcista de los fondos federales.

Lo que es recomendable es no pensar en tipos de cambio por debajo de 19 pesos, considerando además que si el choque externo por venir es muy violento, no hay lugar a dudas de que Banxico dejará que el precio del dólar suba.

Por todo esto no hay que dejar de estar atentos a los indicadores y su rumbo.

Gracias.