ARMANDO VALERDI
avalerdir@hotmail.com

El mundo actual es complejo y confuso, por lo que es sumamente importante para nuestro análisis no dejarse engañar con los efectos que estamos viendo con respecto a los diferentes sucesos que se están presentando, y que modifican en forma profunda y veloz nuestro entorno, lo que está llevando a que nuestra vida y pensamiento sufran alteraciones que nos fuerzan a modificar nuestra forma de vivir y pensar con el fin no solo de adaptarnos a las nuevas condiciones sino de aprovechar el conjunto de oportunidades que se nos presentan.
Por ejemplo, lo que estamos viendo en Europa con el caso de Grecia, nos puede hacer pensar que el problema se debe principal y únicamente a la corrupción y mala administración de los diferentes gobiernos que ha tenido ese país, que sin duda es una de las causas principales que ha llevado a ese país a un punto sin retorno, sin embargo nada es tan simple como parece.
Veamos al respecto algunos datos; la deuda total de Grecia asciende al 177% del Producto Interno Bruto, que representa un total de 312,000 millones de euros, que debe a otros países, al Fondo Monetario Internacional y al Banco Central Europeo, según Deutsche Bank, además Grecia ha solicitado un tercer rescate que podría ascender a 86.000 millones de euros más.
No obstante, para que dé inicio la negociación para este nuevo financiamiento ha sido necesario que el parlamento griego aprobara mecanismos semiautomáticos de recorte del gasto si el país no alcanza sus objetivos fiscales, además de que Tsipras forzara a Syriza a tomar partido sobre el rescate europeo.
Además hay que tomar en cuenta que para intentar solventar el problema de deuda de cualquier país, existen diferentes alternativas, entre las más conocidas serian; mediante crecimiento, la inflación, o la austeridad o reestructuración. Sin duda, la más aceptable es a través del crecimiento económico, no obstante para Grecia eso por el momento se ve muy distante, además por otro lado las reformas económicas con las que se está comprometiendo Grecia en este momento, ciertamente podrían impulsar el crecimiento, sin embargo los resultados solo podrán verse en el largo plazo, y realmente no hay mucha seguridad de que eso resulte.
Además se debe considerar que si no hay una financiación puente de emergencia, no se evitará el impago al Banco Central Europeo, y que el verdadero problema son las restricciones que impone el euro a la gestión de la deuda.
Si bien, Grecia busca la posibilidad de tener un acuerdo, por el otro lado, Europa sigue sin encontrar una solución duradera a la carga de la deuda de Grecia. Por lo pronto Europa descarto reducciones del valor nominal y la relajación de los términos, como pueden ser los vencimientos más largos o periodos de gracia, por lo que parece que tendrán que esperar a que haya un nuevo programa en vigor que haya tenido una primera revisión positiva. No obstante aun cuando estas medidas pueden ser importantes hay que considerar que Grecia ya obtuvo beneficios de ellas, reduciendo sus costos financieros. Además hay que considerar que el tamaño de la deuda griega es muy grande.
Por el lado de la inflación no existe posibilidad alguna por que el BCE ya se ocupa de eso. Las recetas que le están quedando a Europa son la austeridad y la reestructuración, ambas representan un dilema enorme para Europa, por lo que con esto se comienzan a ver las limitaciones del modelo actual de la Unión Europea, y sobre todo la eurozona.
Independientemente de todo esto, hay que recordar, que si bien Grecia representa lo que algunos pueden llamar el negrito en el arroz, no es el único, aun cuando por el momento sea el más visible.
La pregunta que muchos nos seguimos haciendo es ¿Por qué Grecia llego a este punto?, como mencione anteriormente una de las causas fue la corrupción y mala administración de los diferentes gobiernos que ha tenido ese país, sin embargo no es la única, ¿porque si Europa sabía que Grecia no encajaba en el modelo fue aceptada dentro? O ¿Por qué si no estaba cumpliendo con sus compromisos se les seguían otorgando préstamos?
Entre algunas de las respuestas a estas preguntas, encontramos, que Grecia es un territorio estratégico para la OTAN, por lo que encaja la posibilidad de hacer más quitas a su deuda, no obstante no es tan fácil, debido a las condiciones en que se encuentra la economía mundial.
Otra parte importante en este tema, que hay que tomar en cuenta, es que desde los años setenta, cuando se elimina el patrón oro de la economía mundial, la naturaleza del dinero cambio, el valor del efectivo en circulación ya no se derivaba de un activo real que tenía un valor intrínseco, el oro, el dinero mercancía se convirtió en dinero fiduciario.
Además de que el proceso de producción dejo de ser impulsado por el ahorro y la inversión, como había venido ocurriendo desde la revolución industrial, y fueron el crédito y el consumo los que impulsaron a la economía desde entonces. Por lo que la economía y las finanzas desde entonces se mueven con dinero fiduciario, y que con la contracción del crédito que se presentó con la crisis del 2007, el consumo se cayó y la economía con él.
Por lo que la deuda de Grecia hay que verla como eslabón de un todo, ya que el problema es mayor, más aun si tomamos en cuenta lo que nos dice Richard Duncan al respecto, Si el crédito se contrae significativamente y la deflación de la deuda cobra fuerza, este sistema económico se desintegrara en un escenario semejante al de la Gran depresión de los años 30 del siglo pasado
Por lo que podemos ver el problema de Grecia no es tan sencillo de resolver, y por eso cabe otra pregunta ¿será por esto que la Reserva Federal estadounidense no ha aumentado su tasa de referencia?
Bueno por el momento la respuesta está en el aire o bien en las apuestas al caso de la solución griega y el aumento de las tasas de la reserva Federal, están a la orden del día.

Gracias