Armando Valerdí Rojas
La economía mexicana ha dado algunas señales positivas, principalmente en lo que se refiere a las exportaciones a Estados Unidos, debido a que en los últimos 12 meses se han exportado 392,834 mdd, lo que equivale a 5.3 billones de pesos, lo que explica en gran medida el crecimiento de 2.3% que registra nuestro país en su totalidad. Sin duda es una buena noticia ver que las exportaciones siguen creciendo; sin embargo hay que cuidar que al paso de los años no sigamos el camino de una mayor dependencia de la economía estadounidense.
Al respecto, hay que considerar que este repunte se debe principalmente a que tradicionalmente en septiembre se incrementa fuertemente la exportación de autos y electrodomésticos a EU para reabastecer inventarios y estar preparados para la temporada de fin de año.
Con respecto al valor de las exportaciones petroleras en septiembre de 2014 fue de 3,731 mdd, integrado por 3,094 mdd de ventas de petróleo crudo y por 637 mdd de exportaciones de otros productos petroleros. Hay que tomar en cuenta que el precio promedio de la mezcla mexicana de crudo de exportación se situó en 89.10 dólares por barril, nivel inferior en 3.48 dólares respecto al del mes anterior, y en 10.64 dólares en comparación con septiembre de 2013.
En relación al volumen de crudo exportado, se ubicó en 1.158 millones de barriles diarios, cifra superior a la de 1.114 millones registrada en el mes anterior, pero menor a la de 1.195 millones de septiembre de 2013. Es importante recordar que estas cifras no incluyen la caída en precios de octubre, y que a pesar de que ya se cuenta con los contratos de la Reforma Energética, se estima que las primeras gotas de petróleo se obtendrán hasta el primer semestre del 2016.
Este conjunto de datos nos lleva a que en el mes de septiembre de este año a un superávit de 590 mdd, el cual se compara con el déficit de -1,123 mdd del mes previo.
Al respecto de este lado positivo de la economía mexicana, hay que ver que está sucediendo con la economía estadounidense.
La economía de Estados Unidos avanzó 2.35% en términos anuales durante el tercer trimestre del año (3T14) gracias a un mayor consumo y crecimiento de las exportaciones, lo que ayudo al impulso de la economía mexicana. Sin embargo hay que tomar en cuenta que está lectura es la primera, y que para considerarla definitiva hay que esperar otras dos, pero sin duda el dato es positivo al crecer 0.88%, y que de mantenerse esta tendencia el crecimiento podría ser de 3.50%, y que en términos nominales, tiene un valor medida por su PIB de 17.535 billones de dólares al cierre de septiembre de este año, pero en contrapeso tiene su deuda pública que también ha crecido, aunque en menor porcentaje que en años anteriores.
La deuda de Estados Unidos a finales del 2013 se ubicaba en 17.351 billones de dólares y al cierre del 3T14 en 17.824 billones lo que significó un incremento acumulado de casi medio billón de dólares en 9 meses, muy similar al crecimiento nominal del PIB, que pasó de 17.078 billones a finales del 2013, a 17.535 billones al cierre de septiembre. En esta perspectiva, siendo optimistas, esta podría ser una buena señal con respecto del crecimiento de la economía estadounidense y el comportamiento de su deuda, considerando que después de 6 años el crecimiento de la deuda no supero al crecimiento económico, aun cuando el panorama para sus finanzas publicas sigue siendo malo, debido a que la deuda pública es de 17.914 billones, mayor al tamaño de su economía en 17.535 billones, lo que representa el 102.16% del PIB estadounidense.
La deuda pública se encuentra una parte en manos de la Reserva Federal, aproximadamente 5,095 billones de dólares, por lo que el gran público estadounidense y fuera de sus fronteras tiene 12.818 billones de dólares, que representan el 73.10% del PIB estadounidense.
De ese total, 6.06 billones están en poder de extranjeros: en primer lugar China, con 1.269 billones; le sigue Japón con 1.230 billones, después viene Bélgica, con 0.359 billones; los países del Caribe, que incluyen a estadounidenses con sus fortunas en paraísos fiscales con 0.313 billones; los países exportadores de petróleo con 0.267 billones; Brasil con 0.2617 y Suiza con 0.189 Billones, México con 75,200 mdd.
Lo que se ha podido observar hasta el momento es que el mundo sigue confiando en la economía estadounidense, lo que para nuestro país es positivo, porque mientras las cifras se sigan mostrando avances, nos hace suponer que México por este lado seguirá creciendo, lo que sin duda es insuficiente si no se modifica el comportamiento del mercado interno.
No hay que dejar de lado lo que acontece con los precios del petróleo, que ya está afectando economías como la rusa, la venezolana o la iraní.

Gracias