• Me voy con la satisfacción de sí haber logrado muchas obras, proyectos y acciones que hoy están sirviendo a los mexicanos, expresó

 

Al entregar hoy la modernización y ampliación de la Carretera Costera del Golfo, la modernización de la Unidad Deportiva Infantil de Campeche, la Playa Inclusiva Puntilla, y la segunda etapa del Libramiento de Villahermosa, el Presidente Enrique Peña Nieto afirmó que su Gobierno “ha cumplido a cabalidad y ha hecho su contribución para que México avance”.

 

“Hoy dejamos un México de más progreso, de más desarrollo, con generación histórica de empleo, con inversión directa extranjera histórica; con mayores oportunidades, con una educación de mayor calidad, y con cimientos muy sólidos para que México siga creciendo”, aseguró.

 

“Ese es el orgullo, esa es la satisfacción que hoy, ya cerca de concluir mi gestión, nos da el sentir que la tarea se ha cumplido”, expresó.

 

“Me voy con la satisfacción de sí haber logrado muchas obras y proyectos, y acciones que hoy están sirviendo a los mexicanos”, agregó. “Sólo aquellos que ignoran o que no conocen las realidades de otras latitudes, no podrán apreciar el avance que como nación hemos tenido”, añadió.

 

Recordó una frase del Presidente Adolfo López Mateos: “el hombre pasa, pero la obra queda”. “Y para quienes hemos tenido la responsabilidad de servir desde un espacio de Gobierno o de responsabilidad pública, sin duda queda la satisfacción en el fuero muy interno de cada uno de nosotros de lo que hicimos, de lo que entregamos, de lo que decidimos y de lo que logramos realizar para el beneficio de la colectividad, para beneficio de la población que depositó su confianza en nosotros, y a la cual correspondemos emprendiendo obras y acciones para beneficio de la nación”, enfatizó.

 

El Primer Mandatario refirió que Campeche y Tabasco son dos estados que se vieron afectados debido a que su economía está altamente vinculada con la actividad petrolera. “Hay que recordar que en 2014 el precio del petróleo era de poco más de cien dólares el barril, y pasó en sólo dos años, en 2016, a 36 dólares el barril de petróleo, una caída de 64 por ciento”, mencionó.

 

Agregó que junto a ello se registró también “una caída drástica en la plataforma de producción; dejamos de producir lo que por años habíamos venido generando como nación, por que los yacimientos que más aportaban a la plataforma de producción se fueron mermando, se fueron agotando, particularmente Cantarell, que por sí solo producía más de dos millones de barriles de petróleo, y que hoy no alcanza ni siquiera los 200 mil barriles”.