• La delegación mexicana reiteró que su prioridad es salvaguardar los derechos de los connacionales.

Representantes de los gobiernos de México y Estados Unidos sostuvieron ayer aquí la quinta reunión del Grupo de Alto Nivel para la Prevención de la Violencia en la Frontera y la sexta reunión del Grupo Ejecutivo de Políticas de Repatriación.

En la reunión del Grupo de Alto Nivel para la Prevención de la Violencia en la Frontera, que se realizó en el Salón Juárez de la Secretaría de Gobernación, se analizaron mecanismos de intercambio de información y vinculación con las comunidades fronterizas con el propósito de fortalecer la transparencia y evitar incidentes.

Asimismo, se intercambiaron mejores prácticas en esta materia y se anunciaron nuevos proyectos. Tanto la Secretaría de Gobernación como la Secretaría de Relaciones Exteriores, dependencias participantes, refrendaron el compromiso y acordaron aplicar dichas acciones y colaborar en nuevas estrategias para localizar a migrantes desaparecidos.

También se destacaron los resultados de la Iniciativa del Migrante Desaparecido como un ejemplo del trabajo conjunto que se convertirá en un programa nacional.

En la reunión del Grupo Ejecutivo de Políticas de Repatriación se dialogó sobre mecanismos que aseguran las repatriaciones seguras, ordenadas y respetando los derechos de mexicanos ubicados en territorio estadounidense.

Los representantes del Gobierno de la República destacaron la importancia de los Arreglos Locales de Repatriación, que a la fecha han tenido resultados positivos como la coordinación entre autoridades de ambos países para garantizar que estos procesos se realicen con estricto apego al debido proceso y de manera eficiente.

Por su parte, los funcionarios estadounidenses compartieron las medidas que toman para atender las peticiones mexicanas de facilitar la recuperación de pertenencias de las personas que han sido sujetas a un proceso de remoción.

A su vez, se discutió el tratamiento de casos migratorios sensibles. Las delegaciones de México y Estados Unidos externaron sus posiciones sobre la mejor manera de revisar estas situaciones específicas.

En ambos encuentros, la delegación mexicana reiteró que su prioridad es salvaguardar los derechos de los connacionales. Asimismo, destacó que México atenderá los temas de interés común en un marco constructivo apegado a los principios de responsabilidad compartida y respeto mutuo.