El presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció detalles sobre la reunión que sostuvo con Jared Kushner, asesor de la presidencia de Estados Unidos, y con el encargado de negocios de la embajada de Estados Unidos, John Creamer, la noche del martes.

La posible firma de un acuerdo bilateral encaminado a garantizar inversiones por 10 mil millones de dólares en Centroamérica y en el sur-sureste del país para impulsar la generación de empleos y el crecimiento económico, fue el tema principal del encuentro al que también asistió el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Con esta estrategia, dijo el mandatario, se busca atender las causas de la migración y hacer que este fenómeno sea opcional, no forzado.

El presidente sostuvo que tiene la convicción de que con los programas de desarrollo del Gobierno de México se erradicará este fenómeno.

Por ejemplo, informó que sólo en Chiapas ya tienen empleo permanente 80 mil campesinos con el programa ‘Sembrando Vida’ y cuando inicie la construcción del Tren Maya, esta obra significará 300 mil empleos.

El presidente destacó que el encuentro se llevó a cabo de manera amistosa.

“Hay una buena relación con el gobierno de Estados Unidos, actitud de colaboración y respeto a México”, expresó el jefe del Ejecutivo.

Agregó que se encuentra a la espera de que existan las mejores condiciones para establecer un encuentro con el presidente Donald Trump “porque no queremos nada espectacular”.

El presidente destacó que el encuentro se llevó a cabo de manera amistosa.

“Hay una buena relación con el gobierno de Estados Unidos, actitud de colaboración y respeto a México”, expresó el jefe del Ejecutivo.

Agregó que se encuentra a la espera de que existan las mejores condiciones para establecer un encuentro con el presidente Donald Trump “porque no queremos nada espectacular”.