Ambos Mandatarios atestiguaron la firma de dos instrumentos jurídicos para promover el intercambio científico, tecnológico, académico y de innovación.

El Presidente Enrique Peña Nieto recibió ayer, en Visita de Estado, al Presidente de la República Eslovaca, Andrej Kiska.

En un encuentro de trabajo realizado en Palacio Nacional, los Mandatarios acordaron impulsar una relación bilateral más cercana y dinámica entre ambos países. También intercambiaron puntos de vista sobre temas regionales y globales de interés compartido, como la prevención de conflictos, los Objetivos de Desarrollo Sostenible, el cambio climático y la reforma de la ONU.

Ambos líderes dialogaron sobre la necesidad de adoptar, en 2018, el Pacto Mundial para una Migración Ordenada, Segura y Regular, a fin de garantizar el respeto a los derechos de los migrantes.

Al término de la reunión, los Presidentes firmaron una Declaración Conjunta en la que reiteraron los valores que unen a ambas naciones, como la democracia y los derechos humanos. En dicha declaración, el Presidente Kiska expresó el apoyo de Eslovaquia a la modernización del Acuerdo Global entre México y la Unión Europea. Al respecto, durante la reunión, el Mandatario mexicano enfatizó que concluir pronto estas negociaciones enviaría un mensaje claro del compromiso de sus participantes con el diálogo, el libre comercio y la cooperación.

Posteriormente, ambos Mandatarios atestiguaron la firma de dos instrumentos jurídicos para promover el intercambio científico, tecnológico, académico y de innovación, así como para apoyar la cooperación en materia de educación, juventud, deporte y cultura.

En la que es la primera Visita de Estado de un mandatario eslovaco a México, el Presidente Kiska es acompañado por una comitiva empresarial, con la que viajará mañana a Monterrey, Nuevo León, a fin de identificar oportunidades para incrementar el intercambio comercial entre ambos países.

México y la República Eslovaca establecieron relaciones diplomáticas en 1993 y el próximo año celebrarán 25 años de amistad y colaboración. La primera visita de un Jefe de Estado mexicano a ese país la realizó el ex Presidente Vicente Fox, en 2006.