*Este lunes a las 09:00 horas en el Samara Arena

La etapa decisiva de la Copa Mundial ha llegado, ya se conocen algunos de los equipos que se han instalado en los Cuartos de Final de la justa y México buscará ser uno más de ellos, cuando se mida este lunes a Brasil en el Samara Arena.
México una vez más superó la primera fase de la máxima fiesta de este deporte y buscará ante los amazónicos el tan anhelado quinto partido fuera de territorio azteca. La tarea no luce nada sencilla, enfrente está Brasil, pentacampeón del mundo, sin embargo, México ha sido una de las escuadras que mejor fútbol ha desplegado en Rusia y buscará escribir un capítulo histórico de su extensa trayectoria en los mundiales, ante la canarinha.
La escuadra dirigida por Juan Carlos Osorio se encuentra ante la gran oportunidad de hacer historia. Aunque enfrente tendrán a uno de los grandes favoritos para hacerse con el cetro y el máximo ganador del certamen, el conjunto azteca ya ha dado muestra de lo que puede hacer en el terreno de juego derrotando a uno de los mejores contendientes y actuales Campeones del Mundo: Alemania.
Fue precisamente ante los teutones, cuando México inició su camino en tierras rusas. El Tricolor dejó una excelente sensación y de inmediato, en su debut, dejó claras sus aspiraciones en esta competición. Los mexicanos se impusieron por la mínima diferencia a la escuadra europea, con anotación de Hirving Lozano al 35’, pero sobretodo con un gran fútbol desplegado.
El siguiente escollo fue la República de Corea, en un Grupo tan competitivo como lo era el “F”, era vital continuar con el buen paso y conseguir tres puntos más. Nuevamente los verdes dieron una buena muestra de su nivel y derrotaron a los asiáticos por dos tantos a uno.
El cierre de la primera fase no fue el mejor para el Tricolor. Los mexicanos no tuvieron un buen encuentro y cayeron ante Suecia por tres goles a cero.
Es así como los mexicanos se instalaron en estos Octavos de Final, culminando en segundo lugar del Grupo F, al acumular seis unidades, solo por debajo de Suecia, que tuvo la misma cantidad de puntos, pero mejor diferencia de goles.
La Selección Nacional de Brasil es siempre una de las grandes favoritas a convertirse en Campeón del Mundo. Su palmarés y amplia trayectoria en la máxima justa de este deporte, en donde son los mejores en ambos renglones, los pone en la mayoría de las ocasiones como el equipo a vencer.
Los amazónicos cuentan con una de las mejores plantillas del mundo, por la calidad de sus jugadores, que se desempeñan en los mejores equipos del orbe y han conseguido una gran cantidad de títulos a nivel de clubes: Phillipe Coutinho, Thiago Silva, Marcelo, Neymar, o Casemiro son un claro ejemplo de ello.
La verdeamarela llega a los Octavos de Final de la justa, tras quedarse con la primera posición del Grupo E, con siete unidades, tras cosechar dos triunfos y un empate. Los sudamericanos no tuvieron el debut deseado en Rusia y empataron a una anotación contra la escuadra de Suiza.

Tras este resultado, la canarinha se midió a Costa Rica, un encuentro que en el papel no lucía tan complicado para ellos, pero que se les dificultó y fue hasta los últimos minutos, en la compensación, que la escuadra dirigida por Tite se llevó la victoria por 2-0, con goles de Phillipe Coutinho y Neymar.
Sin haber conseguido aún su pase a la siguiente ronda, la canarinha se presentó al tercer encuentro de la Fase de Grupos. Las anotaciones de Paulinho y Thiago Silva dieron rumbo a la victoria brasileña, que terminó siendo por dos a cero y los colocó en primer lugar del Grupo E, con siete unidades.
México y Brasil se han enfrentado en 40 ocasiones, con 10 triunfos para los verdes, siete empates y 23 victorias para los sudamericanos.
El Tricolor ha convertido un total de 36 tantos, mientras que ha visto vulnerada su valla en 73 ocasiones. En Copas del Mundo se han visto las caras cuatro veces, con saldo a favor para los brasileños con tres victorias y un empate.
Es precisamente este último resultado uno de los más recordados para los verdes, al tratarse de un duelo en territorio amazónico que terminó sin anotaciones, con una destacada y recordada actuación de Guillermo Ochoa.