México, se consolida en materia alimentaria de exportación. De acuerdo con el presidente el sector atraviesa por uno de los mejores momentos

El presidente Enrique Peña Nieto destacó que la exportación de productos agroalimentarios pasó de ser una actividad relevante a una estratégica, porque genera más ingreso de divisas que otros sectores como el turismo, el petróleo o las remesas.

En ese sentido afirmó que el país está en camino de consolidarse como potencia agroalimentaria, pues el sector atraviesa uno de sus mejores momentos, al pasar el lugar número 13 como país exportador en el mundo, a ser hoy la décima potencia mundial en producción agroalimentaria.

“Y vamos por mejores posiciones para alcanzar la condición de potencia, que ya lo somos, pero seremos aún más en los próximos años”, dijo al anunciar que se prevé que para este año, las exportaciones agroalimentarias superen los 35 mil millones de dólares, 57 por ciento más de las que se hacían hace seis años

En su discurso inaugural de la Expo Alimentaria 2018, dio a conocer que en 2017 se produjeron 30 millones de toneladas de alimentos más que las que se producían en 2012, lo que representa casi 12 por ciento más.

Dijo que gracias a la apertura comercial que México ha logrado alcanzar en los últimos años, en 2015 y por primera vez desde hace más de 25 años, se alcanzó un superávit en la balanza comercial de productos agroalimentarios.

“Hoy exportamos más producción nacional que los productos que tenemos que importar. Hoy podríamos afirmar que el sector agroalimentario pasa por uno de sus mejores momentos”, dijo en el acto realizado en el Centro Banamex, en la Ciudad de México.

Ante expositores y productores del sector, expuso que como nunca antes se impulsó la mecanización y la tecnificación del campo, y prueba de ello es que se entregaron más de 20 mil tractores y 150 mil implementos agrícolas.

La Secretaría de Agricultura, agregó, impulsó la certificación de más plantas procesadores de carne con el sello TIF, la cual garantiza que los productos ya sean de calidad y “puedan ser exportados a diferentes partes del mundo y consumidos, por supuesto, con mayor tranquilidad por los consumidores mexicanos”.