El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró ayer el Parque “Eólica de Coahuila”, una inversión privada de la asociación entre las empresas Peñoles, de México, y Energías de Portugal Renovables, que acredita que México es un país que se está “volviendo más competitivo, atractivo para la inversión, a partir de un nuevo marco jurídico, la Reforma Energética, que incentiva la generación de energía limpia”.

Reiteró el compromiso de México “de ser respetuoso del medio ambiente y de generar energía para consumo en nuestro país que cada vez venga mayormente de fuentes limpias, de fuentes renovables”.

Resaltó que la inversión realizada en este parque eólico no es obra de la casualidad, sino se debe a que los empresarios extranjeros “están viendo en nuestro país un destino confiable, un país con regulación que alienta y promueve la inversión en energías renovables, y que hay el compromiso del Gobierno para respaldarlas y apoyarlas”.

El Primer mandatario refirió que el Parque “Eólica de Coahuila” por sí solo “va a generar 200 megawatts, es decir, un importante componente de toda la generación de energía que se hace en Coahuila”. Apuntó además que el parque es, a la fecha, el más grande de México de generación eólica.

Agregó que México “viene generando más energía eléctrica para ampliar su capacidad para proveer a toda la industria que se está expandiendo, que viene creciendo y que se está creando en el país”.

Por su parte Gabriel Alonso Imaz, Director Ejecutivo de Energías de Portugal Renovables para Norteamérica, subrayó que “México es, en estos momentos, un pilar estratégico de nuestros planes de crecimiento, es un país donde tenemos claro cuál es la regulación, cuáles son las reglas del juego y así es como se consigue que empresas como la nuestra decidan invertir en un país”.

Destacó que la regulación es “una de las áreas donde México es un ejemplo a seguir por otros países. El Presidente lideró la Reforma Energética, y lo hizo mediante un proceso de aprobación y de implantación modélico en el mundo, un proceso que envió una señal de absoluta confianza en el país al mercado privado”.

Aseguró: “hay que confiar en un país, nosotros confiamos en este país porque las señales que hemos recibido del Presidente son claras e inequívocas de apoyo a las energías renovables”.