La Secretaría de Hacienda y Crédito Público realizó una operación de financiamiento en los mercados internacionales por un monto de 3,200 mdd. Esta operación es parte de la estrategia para continuar reduciendo el indicador más amplio de deuda pública, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP), de 50.1 por ciento del PIB en 2016 a 46.7 en 2017 y a 46.1 en 2018.

Los recursos se obtuvieron, en parte, mediante la emisión de un nuevo bono de referencia a 10 años con vencimiento en 2028 por un monto total de 2,555 mdd (2,000 mdd de captación de nuevos recursos y aproximadamente 555 mdd provenientes del intercambio de bonos con vencimiento entre 2021 y 2026) el cual otorgará una tasa de interés de rendimiento al vencimiento de 3.802 por ciento y pagará un cupón de 3.750 por ciento.

Adicionalmente, a través de la reapertura del bono a 30 años con vencimiento en 2048 se obtuvieron recursos por 645 mdd (600 mdd de captación de nuevos recursos y aproximadamente 45 mdd provenientes del intercambio de bonos con vencimiento entre 2022 y 2026) a una tasa de interés de rendimiento al vencimiento de 4.694 por ciento con un cupón de 4.60 por ciento.

La transacción tuvo una demanda de aproximadamente 14,000 mdd en el componente de captación y 1,000 mdd en el componente de manejo de pasivos, alcanzando una demanda total de 15,000 mdd, equivalente a 4.7 veces el monto emitido. Esta es la sobresuscripción más alta recibida para una emisión del Gobierno Federal en cualquier moneda y cualquier plazo. Al respecto, se recibieron más de 300 órdenes de inversionistas de América, Europa, Asia y Medio Oriente, lo que muestra el amplio interés de inversionistas institucionales por los instrumentos de deuda emitidos por el Gobierno Federal.

En cuanto al uso de los recursos, 1,600 mdd se utilizarán para cubrir la totalidad de las amortizaciones de deuda externa del Gobierno Federal programadas para 2018.

Adicionalmente, aproximadamente 600 mdd corresponden al intercambio de bonos con vencimientos entre 2021 y 2026 por el nuevo bono de 10 años y por el de 30 años, con lo cual se mejora el perfil de vencimientos de deuda externa del Gobierno Federal.

Finalmente, los 1,000 mdd restantes se utilizarán para cubrir parte de las necesidades de financiamiento del Gobierno Federal en 2018.