Al ser testigo del anuncio de inversión de la empresa General Motors por 5 mil millones de dólares para modernizar las operaciones de sus cuatro complejos manufactureros, el presidente Enrique Peña Nieto dijo que este monto refleja la confianza que existe en México, ya que se ha consolidado como el séptimo exportador de vehículos y el primero en América Latina.
El Primer Mandatario dijo que de enero a noviembre, la producción de vehículos en México superó los 3 millones 11 mil unidades, lo que significa un crecimiento de 8.7 por ciento respecto al mismo periodo del año pasado.
“En estos mismos once meses, las exportaciones superaron los dos millones 447 mil unidades. Esto es, también, 8.2 por ciento más que el mismo periodo del año anterior”, refirió.
“Con ello, México se está posicionando como el séptimo productor automotriz del mundo, y hoy en día ya somos el primer país productor de América Latina”, destacó.
Así mismo el titular del Ejecutivo Federal hizo referencia a que de enero a noviembre, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ha reportado que se han incorporado más de 950 mil personas a un puesto de trabajo formal, y esa cifra es 33 por ciento superior a la del mismo periodo del año pasado.
Además añadió que “el empleo formal tuvo un crecimiento de 4.2 por ciento a tasa anual, destacando nuevamente el sector de la construcción, con una variación de 10.3 por ciento. Lo importante de estos datos es que reflejan la confianza en el país y el creciente dinamismo de nuestra economía”.
El Presidente de la República expresó su reconocimiento “a los casi 700 mil trabajadores de la industria automotriz en nuestro país”. El Gobierno de la República, continuó, “está decidido a seguir impulsando a esta industria y a la economía en su conjunto”.
Apuntó que “ese es el objetivo de las varias reformas que se han concretado, y que hemos venido impulsando: la laboral, la financiera, de competencia económica, telecomunicaciones, hacendaria y energética”.
Resaltó que la inversión anunciada por General Motors permitirá “fortalecer y poner a la vanguardia sus plantas en Ramos Arizpe, Coahuila; Silao, Guanajuato; Toluca, Estado de México, y en San Luis Potosí, generando hasta cinco mil 600 empleos directos en sus plantas y proveedores, y además tener un impacto aún mayor en la cadena de suministro, del orden de 40 mil empleos más”.