La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se reunió con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ante quien reconoció la necesidad de México de aceptar la ayuda internacional para hacer frente a la crisis de derechos humanos.

 

Abordaron temas sobre la erradicación de la violencia y corrupción, desapariciones forzadas, feminicidios y legalización de la mariguana, entre otros.

 

“Me congratula saber que contamos con su invaluable apoyo, abriendo puertas también, para traer inversiones a México y a Centroamérica, que ayuden a fortalecer a nuestra región y sobre todo a combatir la migración irregular”, indicó Sánchez Cordero al destacar que Lagarde es la primera directora del FMI que visita la sede de la Secretaría de Gobernación.

 

En un comunicado, la dependencia dijo que ambas coincidieron en la necesidad de fomentar un crecimiento inclusivo para crear oportunidades a favor de todas las personas, sin importar su condición social.

 

La secretaria dijo que la paz y la justicia son esenciales para un desarrollo económico sostenido.

 

“En virtud de que las economías están globalizadas, se requiere sin duda de la cooperación de la comunidad internacional para combatir los flagelos que afectan a nuestras sociedades”, dijo.

 

Para lograr estos objetivos, agregó, el Gobierno de México necesita el apoyo internacional y hemos cambiado la política en ese sentido, hemos llegado a acuerdos que antes eran impensables con organismos internacionales como Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos para que nos apoyen a superar las crisis de derechos humanos que enfrenta México.

 

Hoy, dijo, estamos de plácemes en la Secretaría de Gobernación porque recibimos a una mujer que trasciende no solo por ser una extraordinaria abogada, sino por haberse convertido en la primera mujer presidenta de la firma de abogados más grande del mundo.

 

Igualmente es la primera mujer en ocupar el cargo de ministra de finanzas de un país del G7 y la primera mujer por supuesto, en dirigir el FMI.

 

En el encuentro, realizado en la Biblioteca de la dependencia, la Secretaria de conversó con la directora gerente del FMI sobre retos que tiene México,; la forma en que este Gobierno los está atendiendo, y cómo la dependencia a su cargo ha dejado atrás su talante autoritario, para convertirse en la Secretaría que promueve la gobernabilidad del país y que defiende y protege los derechos humanos.

 

Por su parte, Christine Lagarde expresó que lo que hacen ambas son pilares indispensables de lo que todos aspiran, que es que los pueblos sean mejores. “No existe un crecimiento, si no existe la seguridad; no hay crecimiento si no hay estabilidad económica”.