+ El Presidente de la República entregó el Premio Nacional de Protección Civil 2015
+ A tres décadas de la tragedia de 1985, hoy en punto de las 11:30 horas se realizará un macro simulacro en el Distrito Federal y varias entidades del país, incluida Puebla

A tres décadas de la tragedia de 1985, hoy en punto de las 11:30 horas se realizará un macro simulacro en el Distrito Federal y varias entidades del país.
En la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Protección Civil 2015, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que “a tres décadas de la tragedia de 1985, México hoy está mejor preparado para responder con rapidez, oportunidad y eficiencia ante cualquier adversidad”.
Recordó que como nación, en 1985 “no estábamos preparados para enfrentar un desastre de esas dimensiones. La política de prevención de riesgos era prácticamente nula; tampoco existían protocolos que definieran con claridad las acciones a seguir”. Informó que el día de hoy, en punto de las 11:30 horas, “recordaremos ese lamentable episodio realizando un macro simulacro aquí, en el Distrito Federal, y en varias entidades del país”.
Refirió que ese año también marcó el inicio de una nueva etapa en la gestión del riesgo de desastres. “Hoy tenemos una cultura de la prevención más amplia; la población está mejor informada y preparada ante una eventual contingencia”, subrayó.
En el evento, realizado en el Palacio Nacional, el Primer Mandatario señaló que desde entonces “reconocimos la vulnerabilidad de nuestro territorio frente a una amplia variedad de amenazas naturales como sismos, huracanes, inundaciones, o incluso erupciones volcánicas”.
Ha sido un proceso de aprendizaje de varios años, añadió, “en el que se han dado pasos importantes como la creación formal del Sistema Nacional de Protección Civil, en 1986”.
Mencionó que el fortalecimiento y la consolidación de este Sistema “ha requerido la expedición o reforma de leyes, normas e instituciones; la adopción de fondos públicos adecuados, y el establecimiento de protocolos específicos”.
Agregó que “en este trayecto destacan, por ejemplo: la creación del Centro Nacional de Prevención de Desastres; el Fondo de Desastres Naturales, conocido como FONDEN; y la primera Ley General de Protección Civil”.
El Presidente Peña Nieto expresó también su reconocimiento a “la invaluable labor que en esta materia han realizado nuestras Fuerzas Armadas”. Los soldados y marinos, dijo, “han respaldado a los mexicanos en momentos difíciles, han estado a su lado salvando vidas, trasladando heridos, brindando atención médica y reconstruyendo vidas”.
El Titular del Ejecutivo Federal destacó que “hoy nuestra prioridad es la prevención. Si bien no podemos predecir cuándo, dónde ni cómo se va a presentar una catástrofe, lo que sí podemos hacer es prepararnos y estar alertas en todo momento”.
Destacó que el Gobierno de la República ha dado pasos importantes en el fortalecimiento de las instituciones y prácticas de protección civil como la instalación por primera vez, en 2013, del Consejo Nacional de Protección Civil órgano encargado de vigilar el cumplimiento del Programa Nacional en la materia; La actualización continua y permanente del Atlas Nacional de Riesgos, que nos permita saber con mayor precisión en dónde están, dentro de la geografía nacional, nuestras principales vulnerabilidades.
Asimismo la definición de cinco regiones en el país para brindar una atención focalizada a la población en situación de emergencia, y la creación de un Comité Nacional de Emergencias y del Sistema Nacional de Alertas, que permiten contar con información en tiempo real para aumentar la seguridad de los mexicanos en situaciones de inminente peligro.
De igual forma el Presidente Peña Nieto puntualizó que el Premio Nacional de Protección Civil se entrega “a mujeres y hombres, organizaciones sociales y servidores públicos que han contribuido a generar condiciones de mayor seguridad y protección en favor de las familias mexicanas”.
Expresó su reconocimiento, de manera especial, a los cinco Policías Federales que perdieron la vida durante acciones de rescate y ayuda a pobladores de la comunidad La Pintada, en Guerrero, y que hoy recibieron de manera simbólica el Premio. “Es un reconocimiento póstumo a quienes en septiembre de 2013, lamentablemente perdieron la vida. A sus compañeros, y a todos los mexicanos, nos dejaron un ejemplo de valor y heroísmo que hoy exaltamos públicamente”, añadió.