• El presidente Barack Obama, destacó que México tiene una economía saludable, robusta que puede ayudar a crear estabilidad y seguridad en América Central, y eso hace mucho más que un muro.

El Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que el Gobierno de México observará con gran interés el proceso electoral que se lleva a cabo en los Estados Unidos de América, “pero no opinará ni se involucrará en dicho proceso. Es un asunto que corresponde exclusivamente al pueblo norteamericano”.

En conferencia de prensa, ofrecida de manera conjunta con el Presidente estadounidense Barack Obama, el Mandatario mexicano expresó que “el próximo Presidente o Presidenta de los Estados Unidos de América encontrará en México y en su Gobierno una actitud constructiva, propositiva y de buena fe para engrandecer la relación entre nuestras naciones”.

“Desde ahora, expreso mi absoluta voluntad de colaboración a quien en noviembre sea electo como líder de esta gran nación”, añadió.

El Presidente Peña Nieto dijo: “Estoy seguro de que el proceso político en los próximos meses se caracterizará por la intensidad del debate, el contraste de las ideas y la vitalidad de la participación ciudadana, conforme a la gran tradición democrática que caracteriza a los Estados Unidos”.

A los dos aspirantes a la Presidencia de los Estados Unidos de América, el Titular del Ejecutivo mexicano les expresó su respeto, y propuso “entrar en un diálogo franco y abierto con quien resulte electo, sobre la relación entre nuestras naciones”.

“Estoy seguro de que con el Gobierno de los Estados Unidos será posible dar un paso hacia adelante para enfrentar retos comunes, aprovechar nuestras enormes oportunidades compartidas, y encontrar soluciones a posibles diferencias. Su próxima Presidenta o Presidente encontrará en México a un aliado estratégico para enfrentar los desafíos económicos y de seguridad que compartimos”, refirió.

Aseveró que, sin duda, “para México es importante que a Estados Unidos le vaya bien y tenga una economía fuerte; y a Estados Unidos le conviene que a la economía de México también le vaya bien”.

Por su parte, al responder la pregunta de un reportero sobre la cooperación de México en el combate al tráfico de drogas, el Presidente Barack Obama señaló: “Quiero que todos tengan claro: México ha sido un socio consistente y sólido con nosotros en estos temas. Si eso no hubiera sido así, hubiéramos tenido un problema mucho mayor en nuestra frontera”.

Resaltó el beneficio de contar con “un México que coopera con nosotros”. Y, dicho sea de paso, agregó, “México tiene una economía saludable, robusta. Este México nos puede ayudar a crear estabilidad y seguridad en América Central, y eso hace mucho más por resolver cualquier problema o crisis migratoria, o problema de tráfico de drogas, que un muro”.

El Primer Mandatario indicó que en ese marco de competitividad “celebramos la próxima entrada en vigor del Acuerdo Aéreo Bilateral, que fortalece la conectividad entre ambos países. Se trata de que, a partir de la entrada en vigor de este acuerdo, haya más vuelos que nos conecten mejor a Estados Unidos y México”.

“Reconozco en el Presidente Barack Obama a un líder comprometido en nuestra relación bilateral, la cual, debo decir, vive hoy uno de sus mejores momentos y etapas en la relación de la historia entre ambos países” dijo Peña Nieto.

Posterior al mensaje a medios, el Presidente Peña Nieto se trasladó al Instituto Cultural Mexicano en esta ciudad, en donde se reunió con un grupo de jóvenes de origen mexicano. Estos jóvenes, conocidos como “dreamers”, radican en los Estados Unidos de América, son menores de 31 años y entraron a este país antes de cumplir 16.

El Primer Mandatario dialogó con ellos sobre las actividades que realizan en este país y su amor por México, al que no dejan de reconocer como su país.