• Nuestro país compite con el mundo entero para atraer las inversiones hacia México y que aquí vengan a detonar empleo y desarrollo, y eso es posible gracias a la infraestructura, señaló.

El Presidente Enrique Peña Nieto inauguró ayer el Macrolibramiento de Querétaro “Centenario de la Constitución”, una obra de infraestructura que beneficia a la zona del Bajío, incrementa la conectividad carretera y promueve las actividades económicas en la región.

Resaltó que nuestro país compite con el mundo entero “para atraer las inversiones hacia México y que aquí vengan a detonar empleo y desarrollo, y eso es posible gracias a la infraestructura”.

“No hay empresa nacional o extranjera que se instale en un lugar si no hay buena infraestructura de comunicaciones, por donde puedan traer sus insumos para la fabricación de los productos que cada empresa realiza, y para que puedan sacar de ahí los productos a los mercados a donde los habrán de llevar, vender y colocar”, explicó.

Apuntó que difícilmente las empresas vendrían a instalarse si no hubiera buena infraestructura, “como viene ocurriendo ya aquí en Querétaro y en la zona del Bajío”.

El Primer Mandatario destacó que el Gobierno de la República ha venido trabajando en dos ejes para mejorar la competitividad del país: las Reformas Estructurales y el impulso a la infraestructura.

Señaló que las Reformas han permitido “ponernos al día y romper las barreras que limitaban la capacidad que como país tenemos; es decir, el gran potencial y la fortaleza que tiene nuestro país para poder detonar mayor desarrollo para su sociedad”.

Añadió que “estábamos atados, teníamos candados que nos impedían tener este horizonte, este futuro prometedor para los mexicanos”.

Finalmente el Titular del Ejecutivo, resaltó la importancia de formentar la infraestructura “porque la generación de empleos, el desarrollo de las ciudades, de los pueblos y de las comunidades sólo será posible en la medida que tengamos mayor crecimiento en nuestra economía, mayor desarrollo económico”.