El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó ayer el evento en el que la empresa automotriz BMW Group anunció una inversión de mil millones de dólares en México, y el establecimiento de una planta de manufactura avanzada, con lo que se generarán en el corto plazo mil 500 nuevos empleos directos.
Ahí, afirmó que “México está enviando un mensaje claro al mundo: nos estamos transformando para crecer y atraer inversiones que generen empleos bien pagados y eleven la calidad de vida de nuestra población”.
Subrayó que México es un atractivo destino para invertir, y una de las plataformas más competitivas para producir y exportar vehículos y autopartes”. Además, mencionó que la conjunción de distintos factores, como el favorable ambiente de negocios para atraer inversiones y las políticas económicas que las favorecen, está permitiendo que el país “sea un destino cada vez más atractivo y más rentable para la inversión extranjera y nacional”.
En el salón “Adolfo López Mateos” de la residencia oficial de Los Pinos, Enrique Peña Nieto agradeció a directivo de la empresa BMW, la inversión de 130 mil millones de dólares para la construcción de su planta en San Luis Potosí, misma que producirá 150 mil unidades.
También dijo que desde el inicio de su gobierno se han impulsado reformas para atraer la inversión extranjera y destacó que desde el inicio de esta Administración, “en el sector automotriz se han detonado 32 nuevos proyectos, y esto ha implicado una inversión de más de 13 mil millones de dólares”. Pero esto que estamos compartiendo, añadió, “no sólo lo vemos en el sector automotriz, lo vemos en otros sectores de la economía, lo cual resulta alentador”.
Añadió que las reformas asegurarán al país y a su planta productiva el abasto de energéticos a precios más competitivos, y también contribuirán a que el Estado tenga mayores recursos para invertir en infraestructura, como en ferrocarriles, autopistas, puertos, aeropuertos, lo mismo que en investigación y desarrollo.
Para dar dimensión y contexto al momento en que ocurre esta inversión de BMW Group, el Primer Mandatario recordó que apenas en 1980, “el 67 por ciento de nuestras exportaciones eran petroleras, y sólo 20 por ciento eran manufactureras. Hoy, la distribución de nuestras exportaciones es totalmente inversa: las exportaciones petroleras representan apenas 13 por ciento, mientras que las manufacturas alcanzan el 83 por ciento”.
Señaló que “gracias a nuestro creciente y mejor preparado capital humano, nuestras exportaciones manufactureras llegan más lejos y cada vez son más avanzadas e intensivas en tecnología”.
Destacó que ésta inversión se suma a otros anuncios realizados hace pocos días, cuando otras empresas automotrices dieron a conocer otra inversión por mil 240 millones de dólares para establecer dos plantas en Aguascalientes. “Estos hechos reafirman el creciente liderazgo de México en el mercado global de automóviles, donde ya destacamos como el octavo productor y el cuarto exportador del mundo, así como el segundo exportador de productos automotrices hacia los Estados Unidos”.
Aseguró que para continuar impulsando esta actividad, “el Gobierno de la República y los empresarios del sector trabajan en las cuatro áreas de la agenda de la industria automotriz: fortalecer el mercado interno, mejorar el entorno de negocios, ampliar el acceso a mercados internacionales, e impulsar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación”.