* “Ser un país promovente y participante activo del comercio exterior nos hace, como sociedad, ser más libres”, indicó EPN.

En la clausura del 23 Congreso del Comercio Exterior Mexicano el pasado fin de semana, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, afirmó que México seguirá apostando por el libre comercio, a partir de dos premisas: La expansión hacia nuevos mercados y la profundización de aquellos en los que ya tenemos presencia y Continuar promoviendo la competitividad de América del Norte.

Asimismo indicó que ser “un país promovente y participante activo del comercio exterior nos hace, como sociedad, ser más libres”, al permitirnos escoger entre distintos productos y servicios que compiten en calidad y precio.

Gracias al comercio exterior, añadió, “en el ejercicio de nuestra libertad podemos escoger entre productos diferenciados, no tener una sola opción”.

Refirió que “gracias a que nuestro país compite de tú a tú con otras economías y con otras empresas, y éstas a su vez compiten también en nuestro mercado interior, ejercemos nuestra libertad escogiendo entre distintos productos y servicios”.

En este sentido dijo que la política comercial de México trasciende coyunturas. Se trata de una política de Estado que juntos, empresarios y Gobierno, hemos construido a lo largo de tres décadas de avanzar en el camino de libre comercio y la integración regional, al mismo tiempo destacó que México es hoy el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología de América Latina, y el tercero entre los países del G20.

Asimismo apuntó que México quiere fortalecer su presencia en todos los mercados internacionales, con estrategias claramente orientadas a cada uno de los cuatro puntos cardinales de la geografía mundial.

El Titular del Ejecutivo Federal destacó también que el país se sumó “a la negociación comercial del Tratado de Asociación Transpacífico (TPP)”. Más allá del resultado concreto que pueda resultar del TPP, que hoy pasa por un momento de incertidumbre, “lo que deberemos aprovechar, sin duda, es la base de negociación que ya se logró, con el objetivo de que México pueda alcanzar acuerdos comerciales bilaterales y poder integrarnos exitosamente en la región de Asia-Pacífico”, puntualizó.

Aseguró que México también continuará promoviendo la competitividad de América del Norte. “Durante los primeros cuatro años de esta Administración, establecimos el Diálogo Económico de Alto Nivel con los Estados Unidos, con el objetivo de reducir costos de transacción. Lo hemos hecho a través de la facilitación del comercio en la frontera, el desarrollo de infraestructura, el mercado energético competitivo, y el transporte transfronterizo eficiente”, señaló.
Afirmó que “hacia adelante, en la nueva etapa de la relación entre nuestros países, tenemos claros los temas e intereses para México. Con base en ello, buscaremos espacios para mejorar y modernizar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte bajo una premisa fundamental: ganar-ganar”.