El Gobierno de México condena en los términos más enérgicos el quinto ensayo nuclear realizado por la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) el 8 de septiembre de 2016, en horario de la Ciudad de México.

La Secretaria de Relaciones Exteriores señaló que dicho ensayo nuclear constituye una flagrante violación a múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a las provisiones del Tratado para la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP). Además, pone de manifiesto la determinación de la República Popular Democrática de Corea para continuar desafiando los llamados de la comunidad internacional para que cesen este tipo de actos.

México expresa su más grave preocupación por la repetición de estas acciones que alteran la paz y la seguridad internacionales, y que, en conjunto con los lanzamientos de misiles balísticos realizados recientemente por Corea del Norte, obstaculizan los esfuerzos multilaterales por fomentar el diálogo, la confianza y la cooperación con miras a la pacificación y desnuclearización de la Península Coreana.

Asimismo reitera la necesidad de acatar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU 2270 (2016), 2094 y 2087 (2013), 1874 (2009) y 1718 (2006), adoptadas bajo el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, que exigen a la República Popular Democrática de Corea suspender todas las actividades relacionadas con su programa nuclear.

Por último México insta, de nueva cuenta, a dicho país a cumplir con sus compromisos asumidos en el Diálogo de las Seis Partes, que constituye el marco vigente para avanzar en las negociaciones sobre la desnuclearización de la Península Coreana.

En este sentido México permanecerá atento al seguimiento y pronunciamiento que determine el Consejo de Seguridad al respecto.