El Gobierno de México condena en los términos más enérgicos el lanzamiento de un misil balístico, posiblemente con tecnología de alcance intercontinental, realizado por la República Popular Democrática de Corea (Corea del Norte) el 3 de julio de 2017.

La Secretaria de Relaciones Exteriores, afirmó que el lanzamiento de este misil balístico constituye una nueva violación al derecho internacional y a múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, al tiempo que pone en riesgo tanto la estabilidad regional como la paz y seguridad internacionales.

México reitera que la República Popular Democrática de Corea, como Estado miembro de la Organización de las Naciones Unidas, tiene la obligación de acatar las resoluciones 2321 (2016), 2270 (2016), 2094 y 2087 (2013), 1874 (2009) y 1718 (2006), adoptadas por el Consejo de Seguridad bajo el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, las cuales le exigen suspender los lanzamientos de misiles balísticos y cualquier otro acto de provocación.

Asimismo, el Gobierno de México comparte la preocupación de la comunidad internacional respecto al lanzamiento en cuestión, así como a la escalada de tensiones que ello representa, y permanece atento al seguimiento que el Consejo de Seguridad estime conferirle al asunto.