Padre Nacho*

 

La fiesta de la Asunción.

 

Asunción (“Assumptio, assumptionis”, en latín), significa acción de asumir o elevar. En lenguaje religioso expresa el traslado que Dios hace de una persona al cielo. Este concepto era familiar en al antiguo Medio Oriente y especialmente en Grecia. La Biblia refiere dos casos de asunción: Henoc y Elías ( Génesis 5,24 y 2 Reyes 2, 11), y en la Iglesia Cristiana Católica la palabra asunción señalaba al principio la muerte de cualquier santo, pero a partir del dogma de 1950, proclamado por el Papa Pío XII se aplica únicamente a la Santísima Virgen María.

 

La asunción implica dos realidades trascendentes: la resurrección de María después de su muerte y el traslado de su persona al cielo. Se la considera como un privilegio especial de la Virgen por ser Madre de Jesucristo Nuestro Señor y corredentora de la humanidad. Se distingue de la Ascensión de Jesús en cuanto que esta indica el traslado de Jesucristo al cielo por su propio poder divino, mientras que María fue llevada a la gloria por la omnipotencia de Dios a través de su Unigénito Jesús-Cristo. Esta verdad de fe se basa indirectamente en la Biblia como una consecuencia de la plenitud de gracia de María y de su asociación con el Redentor en la victoria sobre el demonio y sus derivados: la injusticia y el egoísmo ( Lucas 1,28 y Génesis 3,15). Fue aceptada universalmente desde los primeros siglos del cristianismo, tanto en Oriente ( Andrés de Creta, Germano, Juan Damasceno) como en Occidente ( el papa Sergio, Gregorio de Tours). Su devoción se ha mantenido constante a lo largo de la historia de la Iglesia Cristiana Católica, incluyendo el rito maronita de Líbano.

 

La Asunción conmemora el misterio de la traslación al cielo de María, en cuerpo y espíritu. Se conocen testimonios de una celebración festiva desde el siglo V, admitiendo datos anteriores en el ciclo de libros apócrifos sobre el “transitus Mariae” ( Muerte de María, en latín) que tienen en común algunos puntos: deceso natural de María, llegada milagrosa de los apóstoles al lecho de muerte de María, a quien un ángel había anunciado de antemano la proximidad del final de su estancia en la tierra y choque con los judíos por motivo de su sepultura. La fiesta litúrgica del 15 de agosto se apoya en el dogma de fe declarado por el Papa Pío XII, mediante la constitución apostólica “Munificentissimus Deus”, de aquel 1 de noviembre de 1950.

 

En España se festeja esta liturgia con la advocación de la Virgen de Begoña ( Begonia), porque se aduce que fue llevada al cielo con este tipo de flores… En América Latina existen muchos lugares con esta devoción: Asunción ( capital de Paraguay), la ciudad de Asunción en Venezuela ( capital de Nueva Esparta, en la isla Margarita) y Asunción Mita como uno de los municipios de Guatemala… En nuestro país, Yucatán y Campeche muestran mucha devoción asuncionista, desde Bolontechicul hasta el puerto de Chicxulub ( con procesiones en el mar) aparecen más de 30 lugares con el referente de Asunción…En el resto de México existen también otras muchas advocaciones como los municipios oaxaqueños de Asunción Ixtaltepec, Asunción Malacatepec ( Donato Guerra) Asunción Nochixtlán, Asunción Ocotlán, Asunción Tlacolulita; en el Estado de México, en Ocoyoacac el pueblo de Asunción Tepeojuma. En ciudades como Huamantla ( Tlaxcala), Tetela de Ocampo y Teziutlán ( Puebla) las ferias se programan en torno a esta fiesta asuncionista, con el intercambio comercial, industrial, tecnológico, cultural y agropecuario para promover la calidad de vida de los asistentes y lugareños…¡Felicidades a quienes mañana festejarán esta realidad trascendente!

 

 

 

 

 

*José Ignacio González Molina es Cronista de Número del Consejo de la Crónica de la Ciudad de Puebla. Ejerce su ministerio en el Infonavit San Jorge; como historiador egresado de la Universidad Iberoamericana ( Ciudad de México), la docencia en la Escuela Libre de Derecho. Difunde los martes, de 6 a 7 de la tarde, el programa “Suave Patria” en Radio Puebla ( antes SICOM, 105.9 F.M.) y sus estaciones hermanas del Edo. de Puebla. T.V., radio y podcast en www.puebla.mx. Facebook: “Suave Patria”.