Por Jesús Lemus/Puebla

A pesar de que el PRI fue promotor de la reforma educativa, la candidata a diputada federal por el distrito XII de la capital poblana, Karina Romero Alcalá, se pronunció a favor de modificar la misma para generar mejores condiciones entre alumnos y docentes.
Señaló que los maestros deben contar con un plan de participación conjunto; es decir, que maestros, alumnos y padres de familia, diseñen un esquema de trabajo para el sector educativo.
Aclaró que la propuesta del PRI en caso de ganar las votaciones de julio, será la de revisar los salarios de los docentes, pues al tener mejores ingresos, se motivarán a realizar mejor sus actividades al interior de las instituciones educativas.
“En el marco de la celebración del Día del Maestro, se debe hacer un reconocimiento a todos aquellos docentes que están comprometidos con su labor de enseñar y educar a los niños y jóvenes de Puebla”.
Consideró que un círculo virtuoso entre el sector educativo y padres de familia, impactarán positivamente a los jóvenes que también exigen mejores oportunidades para culminar sus estudios en sus diversos niveles.