Para el presidente Andrés Manuel López Obrador, lo ocurrido en La Huacana, Michoacán, donde un grupo de soldados fue vapuleado y despojado de sus armas, fue una cobardía frente a la que encomió la prudencia de los militares.

 

“Lo que es una cobardía es abusar de nuestros semejantes, eso es una cobardía”, dijo.

 

El mandatario calificó la actitud de los soldados como “responsable, digna y valiente”, expresando su apoyo a los elementos que el pasado domingo fueron retenidos por pobladores de la mencionada comunidad michoacana.

 

“Esto no les resta autoridad, al contrario, les da más. Es mucho mejor la prudencia que el autoritarismo”, expuso.

 

Además, anticipó que las Fuerzas Armadas mantendrán una posición prudente frente a agresiones ciudadanas, en tanto, abundó en la capacitación en materia de derechos humanos que se impondrá a los miembros de la Guardia Nacional.