Ante el panorama económico de 2016, el presidente municipal Antonio Gali Fayad anunció el recorte presupuestal del 10 por ciento para cada secretaría del ayuntamiento de Puebla, sin detrimento a los programas y proyectos que se realicen el siguiente año.
El edil de la capital sostuvo que están planeando los gastos para evitar nuevamente que los sorprendan agentes internacionales y la propia dinámica de la nación.
Para tal efecto, el lunes sostuvo una reunión con todos los secretarios y directores de las áreas más importantes del municipio, a fin de informales que deben disminuir gastos superfluos y priorizar obras y programas.
En 15 días, dijo, deben entregar su proyecto de presupuesto de 2016, y posteriormente la comisión de Hacienda lo analizará para que el Cabildo poblano lo apruebe.
“Ayer hubo una reunión importante de que no habrá aumento, lo que sí hablamos es que habrá una disminución del 10 por ciento en lo que son sus presupuestos. Así que cada secretario debe ir preparando porque se los pedí en 15 días”.
Detalló que el municipio seguirá apretándose el cinturón por lo que seguirán con el mismo tabulador salarial, ya con el descuento escalonado para edil, secretarios y directores; dicha medida no alcanzará a los regidores.
“El municipio seguirá apretándose el cinturón. Los funcionarios recortando gastos como retiro de vehículo y gasolina, vamos a cerrar el año con 26 millones solo por esos conceptos, las plazas serán congeladas. Vamos a tratar de que no afecte mayormente. Vamos a privilegiar desarrollo social, trabajando duro en las juntas auxiliares, si vamos por esa misma marcha no afectaremos programas”, explicó el alcalde.