Dulce Gómez

Realizar pruebas de control de confianza “no es tan fácil”, dejó en claro el titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Manuel Alonso García, luego de que el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, declaró la necesidad de someter a empleados de tiendas de conveniencia a este tipo de exámenes.

En este tenor, el encargado de la seguridad en la capital poblana contradijo lo dicho por el presidente municipal, y por el contrario destacó que es necesario eficientar la contratación, evaluación y supervisión de los hombres y mujeres que laboran en este tipo de comercios –entre ellos OXXO y Seven Eleven-.

“Lo que yo creo es que no es tanto un tema de control de confianza para los empleados sino que haya protocolos que conlleven a que la gente que está trabajando en estas tiendas tengan ciertos sistemas de control y de verificación”, indicó.

De tal modo, el ex funcionario de San Andrés Cholula acotó que los dueños y representantes de este tipo de cadenas deben exigir la presentación de antecedentes penales, a fin de descartar que los trabajadores estén coludidos con eventos delictivos.

“Yo no me iría a un tema de control de confianza porque es muy técnico y tampoco no es tan fácil que haya las capacidades para hacer este esquema. Es necesario revisar los protocolos para mejorar la identidad de las personas, no solo en tiendas sino también en transporte público”, resaltó.

Al final, Alonso García apuntó que es respetuoso de cualquier tipo de declaración, empero subrayó la necesidad de eficientar la contratación de cualquier sujeto.