• El hombre viajó de Los Ángeles, California, para vivir con la mujer que conoció en la red social.
• Apenas llevaban tres días viviendo juntos cuando al calor de las copas y las drogas tuvieron una pelea que acabó con la vida del varón.

Odilón Larios Nava.- Un hombre de 51 años de edad, fue asesinado por la mujer por la que dejó Los Ángeles, en Estados Unidos. Después de enamorar a la fémina por Facebook, durante un tiempo, decidió mudarse a Puebla, donde hace 3 días rentaron un departamento en la colonia Cipreses de Mayorazgo, mismo en donde la madrugada de este domingo fue brutalmente asesinado por la dama de 44 años de edad.
De acuerdo con fuentes policiales, la pareja salió de antro donde de forma copiosa ingirieron bebidas embriagantes. Después fueron a su apartamento ubicado en el tercer piso del edificio marcado con el número 9507 de la 25 Sur casi esquina con 95 Poniente. Allí, además de seguir bebiendo, se presume consumieron drogas, por el olor que las autoridades detectaron en el domicilio, se sabe que por lo menos fumaron marihuana.
Según informaron algunos vecinos a las autoridades policiales, la pareja habría estado ingiriendo bebidas embriagantes, y alrededor de las 03:00 horas, habrían comenzado a escucharse ruidos, gritos y objetos que eran lanzados y se estrellaban en las paredes.
Los mismos vecinos indicaron a las autoridades que se escucharon gritos de auxilio, y muchos ruidos de cosas que se aventaban. Fue hasta las siete de la mañana de este domingo cuando los vecinos dieron aviso a las autoridades y al llegar notaron que había una persona sin vida.
En ese momento la mujer de nombre María Elizabeth C. Q., de 44 años de edad, pareja del hoy occiso de nombre Vicente Vargas Ramírez, de 51 años de edad, se entregó a las autoridades, en este caso a la policía estatal. Aceptó que ella había privado de la vida al varón pero dijo que se defendió porque él la había agredido primero.
Sin embargo una versión policial indicó que en realidad la mujer no se entregó por convicción a las autoridades, sino porque se quedó encerrada. No pudo salir de la casa, pues la puerta estaba atrancada, de tal forma que las autoridades policiales para ingresar tuvieron que forzar las chapas del departamento.
Las fuentes policiales confirmaron que tanto la mujer como el hombre habían estado alcoholizándose y drogándose. Por ello presumen que esta pelea se suscitó bajo los efectos del alcohol de ambos de sus protagonistas.
Dentro del departamento, el del tercer piso, las autoridades encontraron todo revuelto, tirado y roto. Había vasos, cuadros, botellas, y demás objetos rotos y regados por todo el lugar, informaron fuentes consultadas.
Lo anterior se corrobora con lo que algunos vecinos informaron, que a partir de las 03:00 horas, comenzaron a escuchar que se gritaban y lanzaban cosas. Sin embargo no quisieron meterse en asuntos de pareja y fue hasta casi las siete de la mañana que llamaron al 911, pues es cuando la cosa comenzó a parecer más violenta.
Llamó la atención de las autoridades que la mujer y presunta homicida sea muy baja de estatura y delgada, mientras que el hoy occiso es un hombre de complexión robusta y aproximadamente de 1.80 de estatura.
Se presume que la mujer le lanzó todo lo que encontró a su paso, los vidrios le hicieron cortes al hombre en varias partes del cuerpo, a la vez que un objeto contuso, quizás una botella le golpeó la cabeza y así sería como el quincuagenario habría perdido la vida, según las primeras versiones policiales.
Los vecinos indicaron a las autoridades que la pareja apenas tres días antes se habían mudado a ese departamento. María Elizabeth y Vicente se habrían conocido por Facebook. Vicente vivía en Los Ángeles, en Estados Unidos, luego de cortejar a la mujer decidieron que él viniera a Puebla y ambos vivieran juntos.
Tan sólo bastaron tres días para que la pareja tuviera una pelea mortal. María Elizabeth quedó a disposición de las autoridades ministeriales para que se realicen las investigaciones del caso y se le finquen o deslinden responsabilidades, según corresponda.