Odilón Larios Nava.- Un cuerpo humano calcinado, amordazado y atado de pies y manos fue encontrado al interior de un vehículo en El Ocotal, a un costado de la carretera Acatzingo-El Seco.
Fue durante la tarde de este martes, justamente a las 18:00 horas cuando personal de seguridad pública de Acatzingo, recibió el reporte de que un vehículo estaba en llamas, semienterrado en el paraje antes mencionado, para quedarse fijo.
Personal de seguridad pública, policías estatales y protección civil de Acatzingo acudieron al sitio, para apagar el fuego. Después de lo anterior notaron que habían rascado en rededor del vehículo para que éste quedara perfectamente estacionado y no se moviera.
Al revisar en la cajuela encontraron un cuerpo humano calcinado. Por el daño que el cadáver sufrió por el fuego en un principio no se apreció si correspondía al cuerpo de un hombre o una mujer, pero después se aclaró que se trató de un varón.
Cabe señalar que siendo las once de la noche, fuentes policiales indicaron que aún no acudía el Ministerio Público a efectuar las diligencias ya que “se echaban la bolita” las autoridades de Tepeaca, Ciudad Serdán e incluso de San Salvador El Seco, por estar justo en los límites de las tres demarcaciones.
La averiguación que se inició por este homicidio es la 457/2015 de Tepeaca para investigar el móvil del homicidio.
Cabe señalar que tras la necropsia de ley se obtuvo que el hoy occiso sufrió quemaduras en un 70 por ciento de la superficie corporal y era conocido, como Francisco Romero Herrera, de 37 años de edad, quien era vendedor de telefonía de Unefon y Telcel.
El vehículo, informaron fuentes de la región, es un Aveo, color rojo. También se desconoce la forma cómo esta persona fue privada de la vida. Se espera que por medio de los peritajes y de la necropsia de rigor se pueda tener más información al respecto de este terrible hecho.