• Resguardaban a pagadores de Prospera en Atoluca, junta auxiliar de Teziutlán.
• En menos de medio año han sufrido muerte violenta 8 uniformados auxiliares.
• Del 2013 a la fecha son 12 los Policías Auxiliares que han muerto, la mayoría en asalto.

Odilón Larios Nava.- Tres policías auxiliares, fueron asesinados a balazos por un comando armado durante un asalto a pagadores de Prospera, en Atoluca, en el municipio de Teziutlán. Los uniformados pertenecientes a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP) fueron atacados la mañana de este jueves, además de las tres pérdidas humanas, hubo uno más lesionado.
En menos de seis meses, del mes de octubre del 2016 a la fecha, han muerto de forma violenta 8 elementos de esa corporación, quienes fenecieron en cumplimiento del deber.
Seis de éstos fueron asesinados durante asalto cuando resguardaban a personas que trasladaban recursos federales.
Los compañeros de los hoy finados consideran que se trata de una negligencia de los mandos, ya que no hay forma en cómo ellos puedan cumplir esos servicios sin un riesgo inminente. Aseguran que las armas de las cuales los dotan son muy inferiores a los rifle de asalto, AK-47 y AR-15, que utilizan los delincuentes, por ello creen que sus altos mandos tienen una amplia responsabilidad en estos lamentables decesos.
En esta ocasión el triple asesinato de los policías ocurrió en Atoluca, junta auxiliar de Teziutlán. Alrededor de las 09:00 horas elementos de la Policía Auxiliar quienes iban a bordo de una patrulla de su corporación mientras resguardaban a pagadores del programa Prospera, fueron atacados por sujetos fuertemente armados, quienes viajaban en dos vehículos un Sentra, color dorado, y otro color blanco con placas de circulación MRL-62-87, el cual debieron dejar abandonado los delincuentes.
Los ladrones concretaron el robo, se desconoce el monto de dinero con el que lograron escapar. Por desgracia mataron a tres uniformados auxiliares. Se trata de los elementos: Rafael Sánchez García, María Luisa Murrieta de la Cruz y Baldomero López Lázaro. Mientras que otro más resultó lesionado y se encuentra grave, se trata de Rafael M. S., quien fue llevado al Hospital General de Teziutlán.
Sobre lo ocurrido, hubo molestia entre los uniformados auxiliares, la cual externaron en un mensaje que hicieron circular por redes sociales, el cual es el siguiente: “Nos acaban de matar a tres compañeros más, en la delegación de Teziutlan. Un compañero más lesionado en el hospital. Nos emboscaron con armas largas, ak47 y R15, nuevamente y sin haber aprendido la lección de Huahuchinango. Nuestros directivos mandan a los compañeros caídos a realizar la custodia con escopeta 12 y revolver 38, no hay forma de competir contra esas armas, la pregunta es: ¿cuántos compañeros más tienen que caer para que nos den el armamento adecuado? Comparte ¡por amor de Dios! Hagamos algo antes que te toque a ti, o a mí, ¡ningún compañero más caído!”.
Horas después la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, mediante un comunicado oficial, confirmó este triple asesinato.
Aquí parte del comunicado oficial: “La Institución se solidariza y ofrece el apoyo a los familiares de: Rafael Sánchez García de 42 años de edad y 13 de servicio; María Luisa Murrieta de la Cruz de 39 años de edad y 7 de servicio; y Baldomero López Lázaro de 40 años de edad y 16 años de servicio. Otro elemento más resultó lesionado y recibe atención médica en un hospital que lo reporta estable.
Los hechos ocurrieron en la calle 7 de octubre de la junta auxiliar de Atoluca en Teziutlán Puebla, sitio en el que fue localizado sin vida el personal además de la unidad de la Policía Auxiliar que tripulaba, y en donde se aseguró además un vehículo Sentra color blanco presuntamente utilizado por quienes cometieron el robo del recurso federal.
Las corporaciones de seguridad realizan el rastreo de los responsables de los hechos, en tanto que se dio parte a las autoridades investigadoras para profundizar en torno al caso”.

OCHO POLICÍAS AUXILIARES MUERTOS EN MEDIO AÑO

Tres policías de la misma corporación auxiliar fueron asesinados el pasado 5 de octubre del 2016. Fueron ultimados por un comando armado durante un violento robo, mientras resguardaban a personal de Bansefi. Se trató de los uniformados: Máximo Montes Cortés, Narciso Gaspar Hernández y Gerardo Ramírez del Ángel. En aquella ocasión también fueron ampliamente superados en armamento y número por parte de los delincuentes.
Mientras que el pasado 7 de enero del año en curso, un policía auxiliar novato manipulaba su arma de cargo en el centro comercial Angelópolis, cuando la accionó – no se precisó con exactitud en qué forma – y mató a su compañero Antonio Luna Fernández de 36 años de edad.
Una semana después el comandante Antonio Cortés, murió el pasado 15 de enero, tras sufrir un accidente vial cuando regresaba del informe del gobernador Rafael Moreno Valle, en San José Chiapa. Sus compañeros indicaron que él no sabía conducir motocicleta y aun así le asignaron ir a bordo de la misma.
Más los tres uniformados que perecieron este jueves en Teziutlán, suman 8 policías auxiliares muertos en menos de medio año en situaciones violentas en Puebla.
Además de estos lamentables casos, remontándonos a abril del 2013, encontramos que otros tres policías auxiliares fueron ultimados cuando resguardaban a pagadores del programa del extinto Oportunidades. Fueron ultimados en la Sierra Negra, en la comunidad de Ovatero, al salir de San Miguel Eloxochitlán.
En agosto de 2013, el policía auxiliar Gerardo Martín González, de 48 años de edad, perdió la vida en un violento asalto mientras resguardaban a personas con recursos del programa Oportunidades. Fueron atacados en Chignahuaán, él murió y dos de sus compañeros resultaron gravemente lesionados.
Basados en estas cifras recopiladas del archivo periodístico de este diario, en el actual sexenio que está a unas horas de extinguirse, han muerto en situación violenta al menos 12 policías auxiliares. Los compañeros de los hoy occisos reclaman mejor equipamiento y armamento, así como más capacitaciones.