• Iba a bordo de su triciclo en el que vende sus productos cuando tres sujetos lo interceptaron y picaron en el pecho al menos en dos ocasiones.
• Los primeros indicios sugieren que puede tratarse de un robo, aunque no se descartó alguna otra línea de investigación.

Odilón Larios Nava.- Un hombre fue asesinado de varias puñaladas en el pecho en la colonia 8 de Abril, ubicada atrás de la termoeléctrica de Camino a la Resurrección. De acuerdo con los testigos el hoy occiso regresaba de laborar y se topó con tres sujetos quienes le propinaron las heridas con arma punzocortante.
Se sabe que el hombre se dedicaba a vender papas, agua de sabor y chicharrines, y regresaba por la tarde del pasado jueves de realizar su jordana de trabajo cuando se encontró a los vándalos, quienes presumiblemente lo asaltaron, sin embargo esta versión no ha sido confirmada.
Los hechos se registraron cerca de las 18:30 horas, cuando el hoy occiso, identificado como Felipe Martínez Madero de aproximadamente 37 años de edad, iba de regreso a su casa, a bordo de su triciclo y fue apuñalado por los sujetos. El cuerpo quedó tendido frente al número 18 de la calle 44 Norte, casi esquina con 14 de Diciembre, en la mencionada colonia.
De acuerdo con los testigos entrevistados, la agresión ocurrió unas cuadras atrás. Cuando tres sujetos le cerraron el paso y lo detuvieron, no se precisó si lo asaltaron – aunque esta es la principal línea de investigación – o sí por rencillas personales, pero lo atacaron y le clavaron un puñal en el pecho, al menos en dos ocasiones.
De lo anterior dieron cuenta algunos jóvenes que caminaban por esa calle. Quienes dijeron que los asesinos al notar que los estaban viendo también los agredieron, los persiguieron por algunos metros y les lanzaron piedras, algunas lograron pegar a los testigos. Pero los delincuentes tenían más prisa por escapar y por ello terminaron tomando rumbo contrario a toda prisa.
Cabe destacar que el agraviado, corrió algunos metros, pero las fuerzas lo abandonaron frente al número 18 de la 44 Norte, ahí quedó tendido. Cuando llegaron los paramédicos confirmaron que el hombre estaba muerto.
Poco después llegaron sus familiares, quienes lo identificaron plenamente. Personal de la Policía Municipal del Sector 1 acudió para resguardar el área donde yacía el cuerpo.
Mientras que la policía ministerial realizó las diligencias del levantamiento del cadáver, con el apoyo de peritos del Instituto de Ciencias Forenses.
Se espera que con la descripción que los testigos lograron dar de los delincuentes, los agentes investigadores puedan dar con ellos y fincarles responsabilidades.