• Un grupo de migrantes hondureños fue asaltado presumiblemente por otro grupo de centroamericanos.
• Al menos tres hombres más del grupo estaban desaparecidos, refirieron dos de sus compañeros que se salvaron.

Odilón Larios Nava.- Un grupo de migrantes originarios de honduras fueron atracados cuando viajaban en un vagón de La Bestia en el municipio de Azumbilla, el saldo fue un muerto y un lesionado, tres desaparecidos y dos más resultaron ilesos. Se presume que sus verdugos fueron otros centroamericanos que viajaban en otro de los vagones del tren.
Los hechos ocurrieron alrededor de las diez de la noche del domingo en el paraje conocido como La Curva del Chivo, en el tramo de Azumbilla a Cañada Morelos, en el municipio de Azumbilla. Presumen que se trató de un asalto a migrantes y que además del muerto y el lesionado pudo haber otros afectados.
Por las primeras declaraciones de los dos sobrevivientes al ataque, quienes resultaron ilesos, se sabe que un grupo de más de seis inmigrantes hondureños viajaban en el tren. Estos mismos dijeron que en Tierra Blanca, Veracruz, se subió otro grupo de diez sujetos al parecer también migrantes centroamericanos, quienes abordaron otro vagón.
Todo transcurría con normalidad pero el grupo de sujetos que se subió en Tierra Blanca, al salir del túnel a la altura del Puente Colorado, atracaron al grupo de hondureños. Dos de ellos recibieron un disparo en la cabeza, uno murió y el otro resultó lesionado y fue trasladado por los servicios de emergencias a un hospital de Tehuacán.
Dos de los compañeros de viaje del occiso señalaron que al ver la agresión todos los del grupo se lanzaron del tren. Refirieron a las autoridades municipales de Azumbilla, del Ejército Mexicano, de la Policía Estatal y de Ferrosur, que tres de sus compañeros se extraviaron, pero como era de noche y la neblina era intensa no pudieron realizar la búsqueda de los extraviados hasta el lunes por la mañana, hasta el cierre de esta edición no habían podido dar con los hombres perdidos.
De acuerdo con las versiones de los sobrevivientes, los otros tres indocumentados que no aparecen podrían estar muertos o lesionados porque los delincuentes también les dispararon. Pero hasta el cierre de esta edición no los habían localizado, por lo que son meras versiones y conjeturas.
El hoy occiso es un masculino de aproximadamente 17 años de edad, quien vestía una sudadera oscura con un cero “0” bordado en la espalda, y en el brazo izquierdo la leyenda Shelby. El cadáver fue encontrado boca abajo, con los pantalones y la ropa interior bajados. Presumiblemente porque los delincuentes lo registraron para descartar que no tuviera dinero escondido.
De acuerdo con los reportes que los sobrevivientes dan a las autoridades se trató de un robo violento que les frustró el sueño americano. Sobre los bandidos no pudieron decir otra cosa más que no se dieron cuenta de sus características, ya que cuando se acercaron a perpetrar el ataque llevaban los rostros cubiertos con pasamontañas.
El Agente del Ministerio Público de Tehuacán acudió para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e inició las averiguaciones de rigor. Mientras que el personal de seguridad pública y el Ejército Mexicanos establecieron operativos para tratar de localizar a los tres indocumentados que seguían desaparecidos.