• La mujer daba servicio de taxi; salió por un servicio el domingo y ya no regresó.
• Fue encontrada muerta este lunes, se presume que fue abusada sexualmente.

Odilón Larios Nava.- La sobrina del presidente municipal de San Jerónimo Tecuanipan, fue violada y asesinada. Su cadáver fue abandonado en el paraje Los Frailes, en inmediaciones de lo que los pobladores del lugar llaman La Hacienda.
La mujer asesinada respondía al nombre de Nazaria Irais Simón Aguilar, de 34 años de edad. El cadáver fue localizado en una brecha entre campos de cultivo, a unos metros estaba abandonado su carro, el cual quedó atorado en el lodo.
Fuentes policiales indicaron que el cuerpo de la mujer se encontraba completamente desnudo, las manos amarradas en la espalda, la misma soga llegaba hasta los tobillos y los sujetaba. A simple vista no se le observaban lesiones de arma de fuego o navaja, por lo que las autoridades se inclinaron a pensar que fue estrangulada.
Nazaria Irais, era de profesión profesora de Bachiller, daba clases en una escuela ubicada en Cuautlancingo. Además se dedicaba a dar servicio de taxi ejecutivo (no trabajaba para ninguna aplicación), pero estaba en proceso de obtener su permiso de taxi, para convertir su auto Nissan, March, color azul metálico, con placas de circulación TZZ-54-64 del estado de Puebla.
Los informes policiales del caso, dieron a conocer que la mujer recibió una llamada a su celular alrededor de las 21:00 horas del domingo. Dijo a sus familiares que le solicitaron un servicio en el Crucero de Paso de Cortés y a partir de ese momento no volvieron a saber de ella.
Es por esa razón que este lunes desde muy temprano sus familiares comenzaron a compartir en redes sociales su fotografía e información, pidiendo a la sociedad su participación para localizarla.
La policía municipal de San Jerónimo Tecuanipan, junto con los familiares de la mujer la buscaron por las inmediaciones del municipio, y así fue que alrededor de las 13:30 horas, lograron encontrar el carro atascado en una vereda. A unos metros del auto, entre las yerbas, estaba el cuerpo de Nazaria Irais.
Es por esa razón que acordonaron el lugar y llamaron al personal de la Agencia Estatal de Investigación de San Andrés Cholula para que realizaran las diligencias del levantamiento del cadáver.
Con el apoyo de peritos del Instituto de Ciencias Forenses realizaron la recolección de indicios. Las autoridades no descartaron ninguna línea de investigación, pero una de ellas sugiere como móvil el robo del vehículo, el cual no se concretó porque quedó atascado en el lodo de la vereda en donde se encontró la unidad y el cadáver de la mujer.
Los asesinos de Nazaria Irais dejaron huérfano al único hijo de la mujer, un niño de apenas 10 años de edad, quien sin duda es quien más sentirá la pérdida.