• Se desconoce el móvil de este nuevo feminicidio, el segundo en menos de una semana en la ciudad de Puebla.

Odilón Larios Nava.- Una mujer de aproximadamente 35 años de edad, fue encontrada muerta bajo el Puente Azumiatla, en la Prolongación de la 11 Sur y el río Atoyac. Los indicios hallados en el cadáver señalan que se trata de un nuevo feminicidio, el cuerpo de la fémina presentaba señales de tortura, golpes y lesiones con arma blanca.
La mañana del domingo, alrededor de las 10:00 horas, personas que atraviesan por el puente, se percataron que bajo el mismo, a un costado de la corriente de agua, había un cuerpo humano, más específicamente una mujer.
El cuerpo de la fémina portaba pantalón azul de mezclilla, blusa color rosa. Ella estaba descalza, pero junto al cadáver se localizó un zapato sin tacones, color café, el otro se encontró en la parte superior del puente, desde donde se presume fue lanzado el cuerpo de la mujer. En el barandal, en la parte superior del puente también se encontraron pelos, presumiblemente relacionados con el caso.
Por los indicios encontrados en el cuerpo se presume que la mujer puso resistencia y por ello presentó lesiones en diversas partes. Al parecer intentó detener la agresión con sus manos y por ello presentaba cortaduras en los dedos.
Algunas fuentes consultadas indicaron que los pelos encontrados en el puente también pueden ser señales la resistencia que puso la mujer a ser agredida, pero esto sólo es una hipótesis, que deberá ser contrastada con los otros indicios encontrados.
Algo que llamó la atención en la escena del crimen es una chamarra azul hallada a un metro de la cabeza de la mujer. Algunas de las fuentes consultadas indicaron que se trataba de una chamarra de policía, pero esto no fue confirmado por las autoridades ministeriales.
Hasta el cierre de esta edición la mujer se encontraba en calidad de desconocida, por lo que también el móvil de la agresión no era sabido. Se espera que con la identificación de la fémina se pueda avanzar en cuanto a la línea de investigación. Aunque por la violencia con la que fue asesinada, se sabe que se trata de otro feminicidio.