• Fue abatido de tres impactos de bala; sus cómplices lograron un botín aproximado a 3 millones de pesos.

Odilón Larios Nava.- Tres balazos abatieron a un presunto ladrón que participó en un robo a casa habitación en san Baltazar Campeche. Sus cómplices lograron escapar con un botín estimado en 3 millones de pesos. Se presume que uno de los moradores pudo defenderse y abatir a uno de los delincuentes.
El violento robo ocurrió alrededor de las 04:15 horas de la mañana, que es cuando los vecinos de la
calle 25 de Noviembre, escucharon varios disparos, por lo menos cuatro. Al asomarse por las ventanas notaron las torretas de una patrulla.
Minutos después llegaron elementos de la policía municipal y ministerial, quienes se enteraron que se había tratado de un robo a casa habitación, en donde uno de los rateros fue aniquilado de tres impactos de bala, uno en la pierna, otro en el tórax y otro más en la cabeza.
Según los primeros reportes que los moradores del domicilio asaltado dieron a las autoridades policiales, alrededor de las 04:00 horas, arribaron cinco sujetos quienes ingresaron a la casa, se presume que conocían el lugar pues no forzaron chapas.
Estos sujetos presuntamente sometieron a los moradores y lograron robar dinero en efectivo y joyería. Los primeros reportes policiales indicaron que el monto de lo robado ascendió a 3 millones de pesos. Dinero que la familia resguardaba en una caja fuerte, junto con joyería.
La familia en cuestión es propietaria de bares en la ciudad, por ello dijeron algunos vecinos, se piensa que tenían dinero en efectivo resguardado en las cajas fuertes del domicilio. Se cree que los ladrones conocían a la familia y sabían cómo ingresar a la casa.
Cuando los ladrones huían con su cuantioso botín, según las primeras versiones de los hechos, se suscitó una balacera, no se sabe con certeza la mecánica en cómo ocurrió, pero durante la misma un delincuente cayó abatido por impactos de arma de fuego, los otros huyeron por las calles aledañas.
En el exterior del domicilio se embalaron siete indicios, la mayoría de ellos casquillos percutidos, se desconoce el calibre. La identidad del probable delincuente abatido se desconocía hasta el cierre de esta edición.
Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE), de la Agencia Especializada en Investigación de Homicidios, llevó a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver y de los indicios encontrados en el sitio.
El occiso vestía pantalón de mezclilla color azul, zapatos cafés tipo mineros, suéter negro, una mariconera cruzada color negro y un paliacate color azul en el cuello. El hombre es de aproximadamente 1.70 de altura, tez morena clara, cabello negro y corto.
Se presume que el delincuente fue abatido por uno de los miembros de la familia quien logró hacerse con una pistola y disparar contra los maleantes. Algunos miembros de la familia agraviada fueron presentados a la FGE para declarar sobre lo ocurrido.
Las investigaciones del caso continúan. Cabe señalar que el padre de familia fue trasladado a un hospital al ponerse mal después del robo debido a que padece diabetes, y su hijo que presentaba algunos golpes acudió a declarar a la Fiscalía. Hasta el cierre de esta edición no había una versión oficial de la FGE sobre lo ocurrido.