• Los sicarios le metieron un escopetazo en el pecho y huyeron con una maleta que hurtaron de la casa.
• La principal línea de investigación sugiere que se trató de un ajuste de cuenta entre narcovendedores.

Odilón Larios Nava.- Dos sicarios armados con escopetas recortadas llegaron hasta el domicilio de un presunto narcovendedor en la colonia santa Lucía, al sur de la ciudad de Puebla y lo mataron frente a su familia.
El hombre fue asesinado con un disparo de escopeta, los perdigones le perforaron el pecho. La muerte le sobrevino de forma casi instantánea. Una de las líneas de investigación sugiere que fue un ajuste de cuentas entre narcovendedores.
El violento acontecimiento tuvo lugar cerca de las de las 22:30 horas del miércoles, en una casa de la calle Orfa, ubicado en la manzana 4, lote 16, entre san Bernardino y san Librado, en la colonia santa Lucía. Fueron dos sujetos los que ingresaron a la casa y mataron al hombre.
Existen dos versiones sobre el asesinato, una de ellas indica que los homicidas entraron a la casa y además de matar al hombre llamado Pedro Cacahuetl Morales, de 30 años de edad, se llevaron una maleta. Se desconoce el contenido de la misma.
La segunda versión habla de que Pedro Cacahuetl habría peleado con otro hombre y después se retiró a su casa, hasta donde llegaron a buscarlo para cobrar venganza. En la casa donde fue asesinado, se encontraba su esposa y sus dos hijas, los asesinos habrían amagado a las mujeres y Pedro intervino, así es como lo privaron de la vida frente a sus seres queridos.
Los delincuentes escaparon sin que se sepa el rumbo que tomaron o si lo hicieron a pie o a bordo de algún vehículo. El sitio quedó acordonado por la policía estatal preventiva, quienes resguardaron el área del crimen para preservar los indicios.
Paramédicos revisaron a Pedro y confirmaron que no presentaba signos vitales. El levantamiento del cadáver correspondió al personal de la Agencia Estatal de Investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Las autoridades policiales investigan el caso, presumen que se trató de un asesinato que tuvo como móvil el ajuste de cuentas probablemente vinculado a la venta de drogas en la ciudad de Puebla, aunque no se descartó alguna otra hipótesis de investigación. Se desconoce el contenido de la maleta que se llevaron los delincuentes, algunas conjeturas de las autoridades sugieren que puede ser droga o incluso dinero en efectivo.