• El ahora occiso y su padre viajaban en una pick up que pretendían robar tres hombres armados.
• Al encontrar resistencia dispararon contra del conductor y a su padre lo golpearon; los ladrones no consiguieron su objetivo.

Odilón Larios Nava. – Un hombre de 30 años fue asesinado con un disparo en el pecho durante un intento de robarle su camioneta pick up. Los delincuentes golpearon a su padre que viajaba como copiloto, pero debieron huir con las manos vacías pues sus víctimas no les entregaron la unidad.
Reportes de autoridades policiales indicaron que los delincuentes lograron escapar a bordo del vehículo en el que viajaban, un SEAT color amarillo. Se presume que la banda de ladrones de vehículos vende las unidades robadas a las bandas de huachicoleros que operan en la entidad, por ello tienen predilección por camionetas, sobre todo las tipo pick up o cerradas como las vagonetas.
Fue minutos antes de las diez de la mañana de este miércoles cuando ocurrió este violento intento de robo de vehículo en la 16 de Septiembre entre el Periférico Ecológico y la 117 Oriente en el carril del extrema derecha de los carriles que conducen al Centro de la ciudad de Puebla.
Según los informes policiales consultados, Juan Gutiérrez Olivares, de 30 años y su padre Anselmo Gutiérrez, de aproximadamente 50 años, viajaban en una Ford, F-250, con placas de circulación XB-90-430 del estado de Tlaxcala, de color verde.
Al llegar al punto referido tres sujetos a bordo de un SEAT amarillo, los interceptaron e intentaron robar la camioneta pick up, pero encontraron resistencia y los delincuentes le dispararon al conductor en el pecho, al padre lo golpearon en el rostro en repetidas ocasiones, pero no lograron robarles la camioneta, así que los presuntos ladrones tuvieron que escapar.
El balazo que recibió el hombre de 30 años ocasionó que perdiera la vida en cuestión de minutos, cuando llegaron los paramédicos no había nada que hacer pues había perdido la vida. Atendieron al padre, pero a éste no le dolían los golpes sino la pérdida de su hijo.
Policías municipales y ministeriales acudieron al lugar. Los agentes de la Fiscalía, con el apoyo de peritos, realizaron las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciaron la carpeta de investigación por este crimen.
Se piensa que los delincuentes roban vehículos tipo camionetas para posteriormente comercializarlos entre las bandas de huachicoleros, en donde esas unidades son altamente cotizadas.