Odilón Larios Nava.-

Con un balazo en la cabeza despachan a un hombre de 25 años de edad en la colonia Luz Obrera, se presume que el asesinato tuvo como móvil cuestiones familiares. Las autoridades ministeriales ya cuentan con una sólida línea de investigación que se espera permita la captura del responsable.
Fue minutos antes de las 18:00 horas de este lunes en la avenida Atoyac frente al número 15, casi esquina con el bulevar Esteban de Antuñano, Williams Hernández Linares, de 25 años de edad, fue abatido de un disparo de arma de fuego.
Los primeros reportes indicaron que el hombre fue interceptado por potro sujeto, quien a apenas dos metros de distancia le apuntó y disparó. El responsable huyó del lugar, pero las autoridades cuentan con pistas claras de su identidad.
Técnicos en urgencias médicas, de SUMA a bordo de la ambulancia 026, acudieron al lugar pero al revisar si el hombre hallaron que estaba muerto, por lo que dejaron que elementos de la policía municipal del Sector 4 aseguraran el área, donde yacía el cuerpo y un casquillo percutido.
Hasta el sitio también acudieron familiares del hoy occiso, que fueron los que lo identificaron plenamente y dieron a conocer la identidad del presunto responsable.
Personal de la Agencia Especializada en Homicidios y de la Octava Comandancia de la policía ministerial acudieron al lugar, para comenzar con las primeras indagatorias. Las diligencias del levantamiento del cadáver estuvieron a Cargo del Agente del Ministerio Público del Segundo Turno.
El fiscal, Jorge Antonio Hernández Sucilla, efectuó el levantamiento del cadáver e inició la averiguación previa 49/2014, así mismo verificó que se embalara el indició hallado en el lugar.
Fueron los familiares los que en sus declaraciones dieron a conocer que Williams recién hace dos años había vuelto a México, después de pasar una larga temporada en Estados Unidos. Así mismo informaron que tenía rencillas personales con algunos familiares y dejaron entrever que ese podría ser el móvil del homicidio