• Recibió un balazo en el abdomen cuando repartía cilindros de gas en la colonia 2 de Marzo.

Odilón Larios Nava.- Durante un asalto en la colonia 2 de Marzo, en las inmediaciones de la Técnica 35, un empleado de la empresa Gas 1, que se desempeñaba como repartidor de cilindros de gas, fue lesionado en el abdomen con un impacto de bala. Fue atendido por paramédicos y llevado al Hospital de Traumatología y Ortopedia de san Pablo Xochimehuacán, donde al llegar los galenos indicaron que ya estaba muerto.
El compañero del hoy occiso y sus familiares, lo identificaron como Guadalupe Pérez Romero, contaba con 29 años de edad. Él y su compañero de trabajo fueron asaltados por dos sujetos en las inmediaciones de la Técnica 35, ubicada en la colonia 2 de Marzo.
Según lo refirió el compañero del occiso, estaban repartiendo los cilindros de gas, cuando dos sujetos llegaron caminando y amagaron a Guadalupe. El compañero estaba arriba sobre los cilindros de gas, por lo que pudo lanzarse sobre uno de los delincuentes. Sin embargo notó que el otro estaba armado y tenía sometido a Guadalupe.
Ante esa situación decidieron cooperar y entregaron el dinero de las ventas del día, cerca de 4 mil pesos, según relató el empleado a las autoridades. Pese a que les entregaron el dinero, el delincuente que llevaba la pistola disparó en contra de “Lupe”, la bala entro a la altura del abdomen.
Los delincuentes escaparon corriendo. El compañero de Lupe, al verlo tirado, de inmediato lo cargó y lo subió al camión repartidor, el número R-251, para llevarlo cuanto antes a recibir ayuda. Pasando el puente de Piedra ubicado en la carretera a La Resurrección, encontró gran movilización de ambulancias y rescatistas, por ello se paró en el lugar y pidió ayuda a los paramédicos.
Técnicos en urgencias médicas avanzadas, que estaban en el lugar atendiendo otra emergencia, subieron a la ambulancia 035 a Guadalupe donde le brindaron los auxilios necesarios. Lo llevaron al hospital de Xochimehuacán, pero al llegar los galenos indicaron que el hombre estaba muerto.
Hasta ese lugar acudieron los Agentes Estatales de Investigación para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver e iniciar las investigaciones de rigor, en torno a este homicidio derivado de un asalto a mano armada.