Odilón Larios Nava.- Sujetos desalmados asesinaron sin piedad a dos comerciantes de lechugas originarios de Palmarito Tochapan, a quienes habían pedido un aventón. Tras golpearlos los despojaron de la camioneta y cinco mil pesos en efectivo. Con la misma troca que robaron atropellaron a sus víctimas para matarlas. Hubo un sobreviviente de estos hechos y es quien rindió declaración de lo ocurrido.
El sobreviviente, un agricultor dedicado a la siembra y comercialización de lechugas, de nombre Oscar Carrillo Ortigoza, originario y vecino de Palmarito Tochapan, señaló que este lunes por la noche acudió con dos de sus trabajadores a la central de abasto de Huixcolotla, en donde cobró una parte que le debían por lechugas vendidas hace unos días.
Tras haber cobrado, los tres hombres se fueron a tomar unos tragos a un bar, según dijo, cada uno se tomó tres cervezas. Después, ya pasando las diez de la noche del lunes, decidieron regresar a Palmarito.
Para el retorno abordaron la camioneta Ford, blanca, pick up, que tiene escrita la leyenda “Asociación de productores de Tepexi de Rodríguez” y en el medallón una imagen de un azadón. Al ir por la carretera federal Puebla-Tehuacán a la altura de San Mateo Tlaixpan, unos sujetos les pidieron un aventón.
Oscar Carrillo, señaló que como conoce a muchas personas en la región no desconfió y se paró para llevar a los hombres que le pedían aventón. Sin embargo metros más adelante los sujetos sacaron a relucir armas de fuego y comenzaron a golpear a los tres ocupantes de la unidad.
A Oscar le pegaron en la cabeza a la altura de la oreja izquierda lo que además de hacerlo sangrar profusamente le ocasionó aturdimiento, esto hizo que quedara tendido y en posición fetal. Como no se movía los delincuentes creyeron que estaba muerto.
Así fie como Carrillo Ortigoza escuchó que los delincuentes, al parecer cuatro sujetos, decían que debían matarlos. Luego de golpear a los otros dos compañeros de Oscar, les pasaron la camioneta encima de sus cuerpos en al menos dos ocasiones y de esta manera los privaron de la vida.
El sobreviviente esperó a que amaneciera y así fue a la comunidad más cercana a pedir ayuda. Cuando llegaron los paramédicos de Cruz Roja a bordo de la ambulancia 336, revisaron los cuerpos tendidos en el camino de terracería conocido como Camino a San Mateo Tlaixpan, a la altura de la colonia La Ladrillera, en Tecamachalco, encontraron que ya no presentaban signos vitales.
Los hoy occisos fueron identificados como Jorge Luis Borges – homónimo del escritor argentino – y del otro sólo se dijo que se llamó Juan, ambos con domicilio en Palmarito Tochapan, en el municipio de Quecholac.
Posteriormente acudieron policías municipales y del estado, así como la policía ministerial. El fiscal solicitó a Puebla peritos para que efectuaran la recolección de indicios en el lugar y así tener más elementos para tratar de dar con los responsables de este